Foto archivo

Un grupo armado que amenazó a altos funcionarios y llamó a un golpe de Estado, y otro que colocó explosivos caseros en las afueras de un canal de televisión y el Congreso, han sorprendido este año a una Costa Rica de larga tradición pacifista, donde no se recuerdan situaciones de este tipo en las ultimas décadas.

La aparición de estos dos grupos ha hecho a las autoridades mantenerse alertas y conducir investigaciones especiales, cuyos métodos mantienen en reserva, para conseguir la detención de ambas agrupaciones, que en la actualidad guardan prisión preventiva.

Estos dos grupos han aparecido en un momento especialmente álgido y polarizado en Costa Rica, debido a fuertes ajustes fiscales que el Gobierno ha aplicado y a proyectos de ley que pretenden limitar los movimientos de huelga y unificar las escalas salariales del sector público.

ATAQUES CON EXPLOSIVOS

Según ha dicho el jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), Eduardo Trejos, los casos de grupos violentos que utilizan explosivos “no son nuevos” en Costa Rica, pues hubo varios en las décadas de 1970 y 1980.

El pasado 28 de junio, un explosivo fue detonado en las afueras del edificio de Televisora de Costa Rica (Teletica), uno de los principales medios de comunicación del país, y en julio siguiente otro explosivo fue detonado en una ventana del Congreso. En ambas situaciones no hubo heridos.

Ningún grupo se atribuyó los ataques ni hubo pistas sobre los motivos, pero la investigación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el Ministerio Público y la DIS, condujo a la detención de seis sospechosos el pasado martes, a quienes un tribunal ordenó seis meses de prisión preventiva.

A estas personas se les atribuyen los delitos de incendio o explosión, que se castigan con penas de cárcel de entre 5 a 10 años, así como por fabricación o tenencia de materiales explosivos, que se penalizan con 4 a 8 años de prisión.

Según el reporte de las autoridades, en el caso del Congreso encontraron un aparato de tipo casero envuelto en un material para generar más potencia, que contenía nitrato de potasio.

Por su lado, el aparato que explotó en el medio de comunicación estaba constituido por un extintor al que le agregaron pólvora negra y nitrato de potasio, además de un temporizador.

El director del OIJ, Walter Espinoza, comentó que gracias a las investigaciones, los agentes decomisaron el 14 de septiembre materiales para la fabricación de explosivos, que posiblemente el grupo iba a utilizar al día siguiente en algún sitio de San José durante los festejos del Día de la Independencia.

Los hombres detenidos en diversos sitios del país son Miguel Alejandro Gutiérrez, Manfred Sandoval, Toby Rafael Borbón, Luis Diego Navarro, Jerry Humberto Calderón y Álvaro Ureña.

Uno de los integrantes es abogado y el resto tenía ocupaciones como peones agrícolas o técnicos

Según la investigación, el grupo no tenía un nombre definido, pero en chats internos utilizaban varios como “resistencia”, “terroristas criollos” o “terroristas patrióticos”, entre otros..

“Esta es una investigación inusual, este tipo de hechos no son comunes en nuestro país, la fiscalía llevó la dirección del caso, aprovechamos la experticia de la Dirección de Inteligencia y Seguridad y el OIJ aportó su capacidad investigativa”, afirmó el director del OIJ.

EL COMANDO ARMADO DETENIDO EN HORAS

El pasado 12 de julio las autoridades detuvieron a tres hombres como sospechosos de integrar el autodenominado “Comando 7 de julio”, un grupo que llamó a un alzamiento armado contra el Gobierno y amenazó a funcionarios públicos en un video.

Los sospechosos fueron identificados como Álvaro Ramón Sequeira Mendiola, Jeffrey Fernández Ramírez, y Minor Masís Artavia, a quienes el Ministerio Público les atribuye el delito de motín, el cual se castiga con una pena 4 años de cárcel como máximo.

Estos hombres supuestamente forman parte de un grupo de personas que publicó un vídeo, vestidas con ropa militar, armadas, con los rostros tapados, en el que uno de ellos en un discurso llama “traidor” al presidente del país, Carlos Alvarado, y lanza amenazas también a diputados.

En la grabación, el hombre se queja de la corrupción, felicitó a los manifestantes que por esos días protestaron en las calles contra las políticas económicas del Gobierno y llamó a la población a alzarse en armas.

Según las investigaciones, Sequeira es el supuesto líder de la agrupación y quien pronuncia un discurso en el vídeo.

Sequeira tiene pendiente cumplir una sentencia de 12 años de prisión y tiene antecedentes por portar armas ilegalmente, asociación ilícita y estafa; mientras Fernández registra antecedentes por privación de libertad y tentativa de homicidio, según la información del OIJ.

Las investigaciones de las autoridades continúan y no han determinado si existe alguna relación entre ambos grupos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.