Alejandro Grisanti, director de la junta directiva ad hoc de PDVSA nombrada por el líder opositor venezolano Juan Guaidó aseguró este martes que es “necesario más tiempo” para lograr una “solución negociada” con los tenedores del bono 2020 de la petrolera, cuyo siguiente pago vence el próximo lunes, y así impedir la pérdida de Citgo, su filial en EE.UU.

“En ningún caso se está pensando en que no terminemos en una solución negociada. Es necesario renegociar ese pago, buscar las mejores salidas”, afirmó Grisanti en declaraciones a los periodistas en Washington.

Reconoció la “presión” existente ante la fecha límite para el pago que hay que hacer, pero agregó que “se necesita más tiempo” para llegar a este acuerdo con los acreedores.

El 28 de octubre vence el pago de intereses del bono 2020 de Petróleos de Venezuela (PDVSA) por 913 millones.

Si el Gobierno venezolano no cumple con el pago, los tenedores tienen el derecho de asumir el 51 % de las acciones de Citgo, que son la garantía de la emisión.

“Lo que se está buscando por diferentes vías es una solución negociada”, insistió Grisanti, uno de los negociadores del equipo de Guaidó, que es reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, incluido EE.UU.

El control de Citgo está en el medio de la pugna entre el oficialismo y la oposición, mientras las autoridades de EE.UU. reconocen a la junta directiva ad hoc nombrada por la Asamblea Nacional, el Gobierno de Nicolás Maduro acusa a los opositores de apropiarse de un activo estatal.

Pese a las restricciones que representan las sanciones estadounidenses al régimen venezolano, los tenedores del bono 2020 de PDVSA, entre los que está la compañía estatal rusa Rosneft, podrán ejecutar la garantía merced a una licencia, la número 5, otorgada por el Departamento del Tesoro de EE.UU.

“Esa licencia se puso en 2018 para ponerle presión a Nicolás Maduro para que continúe pagando lo de PDVSA 2020 de manera de reducir los flujos de caja de Maduro, y eso ha quedado hoy por hoy obsoleto con el nuevo gobierno del presidente Guaidó”, indicó Grisanti.

“Por eso, le hemos pedido a la Administración americana que revoque esa licencia. Aunque la solución no es revocar la licencia porque la deuda que hay ahí, la negociación es igual necesaria”, remarcó.

Citgo, con sede en Houston (Texas), tiene tres refinerías en el país que en conjunto procesan unos 750.000 barriles de crudo venezolano al día.

En enero, días después de que Juan Guaidó se proclamara presidente encargado venezolano y lograse el reconocimiento de Washington, el Gobierno impuso sanciones a PDVSA que incluyeron el bloqueo de los fondos de Citgo con el objetivo de traspasarlos eventualmente a un nuevo Gobierno.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.