El líder opositor venezolano Juan Guaidó calificó este martes como “un asesinato” la muerte de un niño de su país que migraba junto a su madre a Trinidad y Tobago y cuya embarcación fue, presuntamente, tiroteada por la Guardia Costera del país isleño.

“Es un asesinato, no fue un incidente, abrir fuego contra una embarcación civil desde una embarcación notablemente y visiblemente y equipada”, denunció Guaidó, según recoge un comunicado de su equipo.

El exdiputado fue quien denunció la muerte del menor el pasado domingo, tras ser tiroteada la embarcación en la que viajaba por parte de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago.

El también opositor David Smolansky compartió el domingo en la misma red social un comunicado de la Guardia Costera en el que explican que dispararon al motor de la embarcación en un intento de detenerlos y en “defensa propia”, alegando que los migrantes habían intentado “embestirlos”.

Los funcionarios trinitenses argumentaron, de acuerdo con el comunicado difundido por Smolansky, que, tras inspeccionar el bote, “descubrieron” que había “migrantes ilegales” a bordo que habían permanecido “escondidos” y no los vieron antes.

“Otros controles detectaron a una mujer migrante ilegal que sostenía a un niño e indicaba que estaba sangrando. La embarcación fue llevada junto a la TTS Scarborough (embarcación de las autoridades) y la mujer herida fue estabilizada y llevada a un centro de salud local. Lamentablemente, el niño no respondía”, agregó la información.

El caso ha generado una fuerte indignación en Venezuela porque, pese a que no han ofrecido detalles sobre la embarcación en la que viajaban los migrantes, suelen hacerlo en frágiles botes de pescadores, mientras que el TTS Scarborough tiene una eslora de 59 metros, según la web especializada Vessel Finder.

El gobierno de Nicolás Maduro manifestó ayer “su más profundo pesar y rechazo ante el incidente (…) en el cual la Guardia Costera del vecino país habría abierto fuego contra una embarcación (…) dejando el trágico saldo de un niño fallecido, mientras que su madre resultó herida”.

El comunicado, difundido por la Cancillería, también levantó numerosas críticas al calificar el caso como “un incidente”.

Frente a ello, Guaidó afirmó hoy que va “a buscar justicia” y a exigir “que se determinen responsabilidades de la mala maniobra ejecutada desde un barco notablemente superior y que no siguió ningún tipo de procedimiento ajustado a derecho internacional”.

“Es un derecho humano buscar refugio, solicitar refugio para tener acceso a dignidad. Esa maniobra ejecutada por la Guardia Costera trinitaria en contra de una embarcación civil llena de vulnerables migrantes buscando refugio, huyendo de una dictadura y de violaciones de derechos humanos sistemáticas es condenable. Asesinaron a una criatura de un año”, concluyó. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.