Varios grupos de manifestantes pidieron hoy la renuncia del presidente guatemalteco, Jimmy Morales, y expresaron su respaldo a la continuidad de la Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala (Cicig), un ente de la ONU, durante.

“Ya no más corrupción, que renuncie Jimmy”, “No al pacto de corrupción”, son algunas de las consignas de las protestas, que en pequeñas cantidades bloqueaban una decena de tramos carreteros en el país en rechazo a las políticas de Morales.

En las afueras de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en el centro cívico de la capital, un grupo de activistas y dirigentes sindicales también pidieron que renuncie el mandatario.

“No a la corrupción, no a la impunidad”, gritaban los manifestantes que con carteles exigían el respeto a las instituciones, especialmente a la resoluciones de la Corte de Constitucionalidad (CC), que han favorecido al ente de la ONU operativo desde 2007 para desmantelar la mafias y corruptelas en el Estado guatemalteco.

La Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), una de las mayores organizaciones obreras del país, rechazó las “actitudes de dictador del presidente Morales” y lo señaló de “abuso de autoridad, desobediencia e incumplimiento de deberes”.

Los manifestantes rechazan la decisión del pasado 7 de enero del jefe de Estado de terminar por anticipado el acuerdo que creó en 2006 a la Cicig.

El mandato del organismo de las Naciones Unidas concluye el próximo 3 de septiembre según los términos del acuerdo y como había anunciado el año pasado el mismo mandatario.

Un grupo de campesinos recorrió este lunes el centro histórico de la capital rumbo a las cercanías del Congreso, el cual se encuentra cercado por las fuerzas de seguridad, también en rechazo a la decisión presidencial.

La jornada de protestas coincide con el tercer informe de gobierno que deberá presentar el presidente Morales ante el Congreso, durante una sesión solemne.

También con el inicio del periodo ordinario de sesiones en el Organismo Legislativo, donde tomará posesión la nueva junta directiva encabezada por el diputado opositor, Álvaro Arzú.

El inicio de la sesión ya llevaba un retraso de 45 minutos debido a la poca asistencia de los 158 diputados que integran el Parlamento.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.