El mexicano Guillermo del Toro se alzó el domingo con el Globo de Oro a mejor director por “La forma del agua”, una historia de amor fantástica entre una limpiadora y una criatura anfibia, que llegó a la gala con el mayor número de nominaciones.

En una de las categorías más reñidas de la noche, Del Toro venció a Steven Spielberg (“The Post”), Ridley Scott (“Todo el dinero del mundo”), Christopher Nolan (“Dunkerque”) y Martin McDonagh (“Tres anuncios por un crimen”).

“Desde la infancia he sido fiel a los monstruos, me han salvado. Porque los monstruos, creo, son los santos patronos de nuestra dichosa imperfección. Y permiten y encarnan la posibilidad de fallar y vivir”, dijo el cineasta al recibir el galardón. “A mis monstruos, gracias”, subrayó.

Las criaturas, los vampiros, los superhéroes, todo viene de la mente de un niño que amaba merodear por las cloacas de su natal Guadalajara y disolver babosas con sal, que tenía un peluche de hombre lobo y que a los cinco años pidió de navidad una planta mandrágora para hacer magia negra.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.