(Cortesía)

Gustavo Tarre, representante de Venezuela en la OEA, designado por el presidente (E) Juan Guaidó, expresó este viernes desde el organismo internacional que el régimen de Nicolás Maduro ha convertido al país en “uno de los experimentos más crueles en la historia del planeta”.

“La Venezuela de Chávez y Maduro se ha convertido en uno de los experimentos sociales más perversos y crueles en la historia del planeta. Ningún gobierno de Latinoamérica había degradado tanto a la humanidad”.

Tarre advierte que “esta es la generación de venezolanos que menos proteínas han comido desde los tiempos de la colonia. Millones de ellos abandonaron el consumo de vegetales por su altísimo costo. Tenemos la cifra de deserción escolar más elevada del continente, el hambre y la falta de transporte aleja a los niños de las escuelas”, reseñó El Impulso.

Represión a pueblo indígena pemón se acerca al genocidio

Con respecto a la situación que atraviesa actualmente el pueblo Pemón, Gustavo Tarre, consideró que la represión contra el pueblo indígena venezolano se “acerca” al genocidio.

Tarre hizo esas declaraciones a la salida de una reunión en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con María Claudia Pulido, secretaria ejecutiva adjunta para el Monitoreo, Promoción y Cooperación Técnica en Derechos Humanos.

“Tenemos en la frontera con Brasil algo que podríamos, no me gusta incurrir en exageraciones, pero que se está acercando al genocidio con las comunidades indígenas de los pemones que viven en esa zona”, afirmó Tarre.

Preguntado por la prensa sobre si se trata de un ataque sistemático, Tarre contestó: “Le dije que yo usaba el sustantivo genocidio con prudencia, y con cierto temor de no ser demasiado riguroso; pero si no es eso, se parece mucho”.

Tarre explicó que no ha ofrecido a la CIDH pruebas sobre esas acusaciones, pero indicó que varias organizaciones humanitarias están documentando la agresión de las fuerzas de seguridad y de paramilitares que supuestamente actúan bajo el mando del Gobierno de Nicolás Maduro.

El Parlamento venezolano, controlado por la oposición, aseguró este miércoles que el pueblo indígena pemón, que habita en el sur del país, se mantiene bajo asedio desde el sábado pasado por fuerzas leales al chavismo.

Cientos de personas se manifestaron el fin de semana, especialmente el sábado, para pedir en las fronteras terrestres que Venezuela comparte con Brasil y Colombia el ingreso de alimentos y medicinas que fueron donados por otros Gobiernos.

La comunidad pemón que habita en el poblado Santa Elena de Uairén, fronterizo con Brasil, lleva desde el pasado viernes enfrentándose a las fuerzas de seguridad para exigir la entrada de esa ayuda.

Venezuela vive una situación de inestabilidad política desde el 10 de enero, cuando Maduro volvió a tomar posesión del cargo de presidente tras imponerse en las elecciones de mayo pasado, no reconocidas por parte de la comunidad internacional y por la oposición.

El 23 de enero Guaidó invocó varios artículos de la Constitución venezolana para defender que, como jefe del Parlamento, podía declararse presidente interino del país al considerar “ilegítima” la toma de posesión de Maduro. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.