Foto captura vie

Intransitable se encuentra la vialidad del asentamiento campesino Los Samanes, en la parroquia Rafael Urdaneta de Valencia. La situación no es nueva y por eso los vecinos salieron a protestar pacíficamente a la calle.

Una de las pancartas que usaron decía que no son cochinos para vivir el en barro.

Organizadores de la protesta indicaron que en la comunidad habitan unas 700 familias, distribuidas en tres sectores, a las cuales cada día se les dificulta transitar por la zona.

Según señalaron las vías de acceso están muy deterioradas y tiende a empeorar la situación con la llegada de las lluvias.

Precisaron que a través de un escrito que se le entregó al instituto de vialidad de la alcaldía de Valencia, su presidente, César Tovar, se comprometió a solventar el problema, pero hasta ahora no ha cumplido.

La situación de la vialidad empeora con las lluvias. (Foto cortesia).

A la comunidad le preocupa que pueda quedar sin transporte público, pues los que prestan el servicio han amenazado con suspenderlo, debido al mal estado de la vialidad. Los vecinos se sienten olvidados por parte de las autoridades regionales y municipales.

Aseguraron que el alcalde Julio Fuenmayor conoce la situación porque estuvo en esa comunidad cuando estaba en campaña. Después que asumió el cargo han implementado jornadas de salud y cosas por el estilo, pero no ha atendido la vialidad.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.