Los vecinos para atender sus necesidades médicas y de control deben trasladarse fuera de la zona; mientras que las emergencias quedan a la buena de Dios, ante la falta de recursos y transporte público. (Cortesía)

Más de 8 mil habitantes de la comunidad Las Trincheras en Naguanagua exigen la reapertura del Ambulatorio Rural Tipo II y del Centro de Diagnóstico Integral del mismo nombre, dependientes de Insalud, tras permanecer cerrados desde el 2017.

Jorge Montes, ex candidato a la Asamblea Nacional y líder político del estado Carabobo visitó la zona y conversó con los vecinos, quienes aseguran que desde hace cuatro años se encuentran desasistidos, en cuanto a atención médica, por parte del estado.

Dijeron que fue el gobernador Rafael Lacava quien cerró estos centros asistenciales, tras prometer que los mismos serían reubicados, y a la fecha no ha cumplido.

Montes destacó que durante su recorrido pudo constatar que ambos centros médicos presentan graves grietas en las paredes y pisos, producto de un temblor registrado en el año 2017. “Desde entonces el gobernador prefirió cerrar estos centros de salud y abandonarlos”, denunció.

Los lugareños señalan que para atender sus necesidades médicas deben trasladarse fuera de la zona, hasta otros ambulatorios del municipio Naguanagua, mientras que a la hora de una emergencia no tienen cómo resolver, ante la falta de transporte, gasolina y la escasez de ambulancias en Carabobo.

Se han perdido vidas ante la falta de atención médica

Héctor Puerta, vecino de La Unión afirma que se han perdido vidas por la falta de atención médica en Las Trincheras, ya que a la mayoría de los vecinos se les imposibilita transportarse hasta un centro médico.

Darielvis Pérez, habita desde hace varios años en la comunidad de Las Marías, en donde con tan solo 17 años dio a luz a su hijo prematuro a orillas de la carretera, en medio de la nada.

“El niño me nació con hidrocefalia e infección en la vista, y hasta la fecha no he podido cumplirle su tratamiento, por no contar con los recursos económicos para comprar medicinas y demás”, refirió.

Mientras que María Ramona, a sus 70 años de edad, padece de hipertensión arterial y al igual que la gran mayoría de los adultos mayores del sector, quienes ya no tienen a dónde acudir para su respectivo chequeo preventivo y evitar otros padecimientos o enfermedades cerebrovasculares.

Trincheras es un pueblo olvidado por los gobernantes

Para muchos vecinos, Trincheras es un pueblo olvidado por los gobernantes, quienes hace años solo llegaron a visitarlo en búsqueda de votos, dejándolos con promesas electorales incumplidas.

“Por esta razón, a través del programa #ElMedicoVaATuComunidad, hemos estado apoyando a los vecinos de Las Trincheras, llevándoles atención médica gratuita y medicinas, haciendo mucho más que los gobernantes, aun cuando no contamos con los recursos económicos”, reseñó.

Jorge Montes advirtió que la salud es un derecho constitucional que obliga al Estado y sus gobernantes a garantizarlo, así como el derecho a la vida de los ciudadanos.

“Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud y el gobierno deberá promover y desarrollar políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios”, apuntó.

Por lo tanto, esto se está violando en Las Trincheras de Naguanagua, ya que las autoridades regionales y municipales no se han esforzado por dar continuidad y mantenimiento a los servicios hospitalarios y asistenciales, lo cual implica el desarrollo y la implementación de estrategias para atender, tratar y gestionar eficazmente lo relacionado con el sector salud, recalcó el dirigente regional.

Finalmente, recordó que este domingo, “el propio Nicolás Maduro ordenó en cadena nacional, que todos los CDI deben estar abiertos al público. Por lo tanto, no hay excusas para seguirle negando atención médica a los venezolanos”, concretó Jorge Montes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.