En las casas del sector 7 de Parque Valencia en la parroquia Rafael Urdaneta del municipio Valencia, se ve algo en común: la mayoría de las casas tiene un gran tanque de agua, incluso, otras viviendas tienen varios de ellos.
La falta de agua es un problema que se viene agudizando desde hace muchos años, según los vecinos. Hace algunos años comenzó a faltar todas las noches, después llegaba dos días a la semana, luego algunos días en el mes, y desde hace cinco meses algunas casas no reciben nada a pesar de tener bombas.
Nidian Molino es odontólogo y habitante de la zona en la cual tiene su consultorio,m. El agua es fundamental para este tipo de trabajo por lo que se ha visto en la necesidad de adquirir el líquido a través de camiones cisternas.
“Tenemos meses que no nos llega el agua. Cada 10 o 15 días es fijo que compro una cisterna”, dijo la profesional de la salud quien admitió que su estructura de costos aumentó por los gastos extras que tiene para contrarrestar la precariedad de los servicios públicos.
Mudarse no es una opción ya que sus clientes saben dónde ubicarla y con el problema del transporte, si se traslada a un otro sitio muchos de ellos no lograrían llegar al nuevo lugar.
La inversión de la odontólogo no solo se quedó en los tanques o las cisternas, recientemente compró una bomba en 80 dólares para darle presión al agua y sin embargo, cuando envían el servicio no llega a la vivienda.
Sobre la calidad, Nidian Molino aseguró que posee mal olor y color.
La calle del sector está parcialmente dañada ya que hace aproximadamente un año Hidrocentro arregló unas cloacas desbordadas pero la alcaldía de Valencia nunca reparó la vía.
José Borges, habitante de la calle 77A, comentó que la comunidad vivió con un bote de aguas servidas durante cuatro años hasta que Hidrocentro lo arregló, sin embargo, la alcaldía no acudió a hacer su parte del trabajo.  “Supuestamente iban a recuperarlo en una semana pero ya ha pasado año y medio”.
Borges acotó que la calle es muy transitada y debido al montón de arena que hay en medio de la vía, los vecinos no pueden parar sus vehículos frente a sus viviendas.

Borges compró tres tanques porque el agua estaba llegando solo una vez al mes. Para llenar uno de ellos le cobran 6$ y ya se le dificulta pagarlos. “Si lleno los tres son de 15 a 18 dólares”. Lamentó que los camiones  Transdrácula de la gobernación de Carabobo también deban pagarlos.

Hidrocentro reparó el bote de aguas servidas pero la alcaldía no arregló la vía

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.