Cadáver en vía faces UC
Foto referencial
COMPARTE

En la avenida Salvador Allende de la Universidad de Carabobo, frente al aula magna, fue hallado este domingo en la mañana el cuerpo sin vida de un hombre aún por identificar.

La víctima presentaba dos heridas por arma de fuego, una en un costado y otra en el rostro. Solo vestía un short negro con verde.

El fallecido era moreno, de unos 30 años y de contextura fuerte. Al parecer practicaba la santería, pues tenía una pulsera elaborada con piedritas verdes en la muñeca izquierda y una cadena blanca en el tobillo del mismo lado.

MUERTO EN MORÓN

Desde el municipio Juan José Mora llevaron a la morgue de la CHET, el cadáver de Danny Javier Núñez Riera de 25 años, quien tenía fijada su residencia en el sector Alpargatón.

Familiares dijeron desconocer las causas de la muerte. Solo atinaron a decir que el joven no trabajaba y que al parecer lo sacaron de su residencia a la fuerza y después le dispararon.

OTROS CASOS

En la población de Yagua, municipio Guacara, mataron de un disparo a Alberto Alexander Caldera Pérez, de 30 años. Su cadáver fue encontrado a las 10:30 de la noche del sábado, en la calle principal del barrio Los Mangos, frente a la casa número tres.

Víctima de una herida por arma de fuego, perdió la vida una joven de 22 años, de quien hasta ahora solo se conoce que se llamaba María Alejandra.

A la morgue también fue llevado el cuerpo de un hombre, aún por identificar, que fue localizado en la carretera panamericana, a la altura de la granja Juana Paula de Tocuyito. Presentaba una herida por arma de fuego.

TRES ABATIDOS

En un presunto enfrentamiento ocurrido la mañana de este domingo en las Parcelas del Socorro, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana abatieron a tres hombres supuestamente integrantes de la banda de “El Pompo”, que mantiene azotados a los vecinos del sector. Se le sindica de la muerte del PNB, Gerardo Javier Ojeda Pacheco, ocurrida el 1º de febrero, para quitarle la moto.

Uno de los fallecidos fue identificado como Julio César Sequera Flores. Los otros dos no portaban documentos de identificación.

Se conoció que una comisión de la PNB se encontraba en el barrio La Charneca, realizando labores de investigación sobre la muerte de su compañero de armas. De repente los funcionarios notaron la actitud sospechosa del conductor de un vehículo Toyota color blanco, por lo que le dieron la voz de alto pero este la desatendió e imprimió mayor velocidad al carro.

Se inició una persecución que culminó en las Parcelas del Socorro, cuando el hombre se metió en una casa donde se encontraban dos sujetos más, y el trío comenzó a disparar contra la comisión. No obstante resultaron heridos y fueron trasladados a la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera, pero murieron a las pocas horas de su ingreso.

Durante el procedimiento los efectivos policiales lograron decomisar tres revólveres calibre 38; una camioneta Chevrolet, modelo Pick-up color rojo, placas 869HAG; una camioneta Jeep Cherokee Limited, color gris, placas AC613WG; y un Toyota Corola color blanco, placas AJ086EA.

Trascendió que la Jeep Limite había sido reportada como robada, y los delincuentes estaban exigiendo una gran suma de dinero por su rescate. Al parecer el Toyota Corola había sido robado a su dueño este mismo domingo en horas de la mañana.

NO ERA DELINCUENTE

Jackeline Méndez Gómez, madre de Thony Jon Siervo Méndez, aseguró que su hijo no se enfrentó a funcionarios de la Policía Municipal de San Diego antes de morir, tal como lo indicó la directora de esa institución.

La señora dijo desconocer quién le disparó al mototaxista de la avenida Lara, pero insistió en que su descendiente nunca portó armas de fuego. Tampoco conoce a Ranses Michel Rosenof Corchera, conductor de la moto de Siervo Méndez, la noche que ocurrió el supuesto enfrentamiento.

Méndez Gómez precisó que ciertamente su hijo había sostenido una discusión días antes con el mototaxista, a quien identificó como Saas Posuu Alexander de nacionalidad colombiana, porque éste la había amenazado a ella. Pero no le disparó porque no llevaba ninguna arma de fuego, y porque estaba consciente que debía atender a sus tres hijos y a su esposa que está embarazada.

La declarante expresó sentir temor, porque Alexander la amenazó de nuevo cuando llegó al servicio de emergencia de la CHET para ser atendido por los tiros que recibió, y porque al parecer se fugó del centro de salud.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.