(Foto referencial)
COMPARTE

José Gregorio Camacho Briceño (47), jefe de las UBCH (Unidades de Batalla Bolívar- Chávez) de la parroquia Caricuao, fue hallado muerto a puñaladas en su residencia, ubicada en el apartamento 15-B, del edificio Apure, en la urbanización Brisas del Alba, detrás del sector Telares Palo Grande.

Camacho era transgénero, barbero y peluquero, coordinador del CLAP y funcionario de la Alcaldía de Libertador.

Lo vieron con vida el lunes, cuando bajó a saludar a su madre que vive en el mismo edificio, esa noche no respondió el teléfono y el martes al amanecer tampoco lograron comunicarse con el.

Su hermano Juan Camacho decidió ingresar al apartamento a las 2:30 de la tarde, pues tenía llaves, y no tuvo necesidad de utilizarlas porque la puerta estaba abierta. Lo encontró tendido en el piso de su habitación, entre la cama y la peinadora, cubierto con ropas y sábanas. El cuarto estaba manchado de sangre. Juan apenas logró verle un pie a su hermano y salió inmediatamente a pedir ayuda.

Aunque la sala estaba en orden, el cuarto había sido alterado y faltaban pertenencias de la víctima, como dinero, celulares, comida, electrodomésticos, entre otros objetos.

-Les pido a las autoridades y al señor presidente de la República que haya justicia, porque mi hermano era uno de los poquitos funcionarios correctos en su gabinete.

Juan Camacho cree que quienes mataron al funcionario no lo conocían, porque era muy querido, servicial y respetado en su comunidad. Los vecinos lo conocían como “Joseíto”, ayudaba a todo aquel que le solicitara una colaboración, le completaba el dinero a quien no lo tuviera para pagar la bolsa del CLAP, y una vez le regaló su bolsa a una familia.

No se explican por qué lo mataron con tanta saña, le propinaron múltiples puñaladas y le dejaron el cuchillo clavado en el cráneo.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.