Foto: EFE

El piloto británico Lewis Hamilton, del equipo Mercedes, ganó este domingo el Gran Premio de Estados Unidos, decimoséptima prueba del Campeonato Mundial de Fórmula 1, por delante del alemán Sebastian Vettel (Ferrari), un resultado que lo dejó muy cerca del título de la temporada.

Hamilton, quien largó desde la pole en el circuito de las Américas de Austin, Texas, logró su novena victoria en el año y acumula 66 puntos de ventaja sobre Vettel, por lo que le serviría con ser quinto en el Gran Premio de México, el próximo fin de semana, para consagrarse campeón del mundo por cuarta vez.

El piloto de Mercedes también capturó la sexagésima segunda victoria de su carrera con una autoridad impresionante.

La victoria de Hamilton también sirvió para que Mercedes conquistara en Austin el título de constructores por cuarto año consecutivo al llegar a 575 puntos, y ya no podrá ser alcanzada por Ferrari (428) a falta de tres carreras.

Comenzando en la pole position, el británico cruzó la meta con una ventaja de 10 segundos sobre Vettel, mientras que el otro piloto de Ferrari, el finlandés Kimi Räikkonen, terminó tercero a 15 segundos.

El holandés Max Verstappen (Red Bull), que hizo una remontada increíble después de comenzar desde la octava línea, cruzó la línea de meta en la tercera posición, pero recibió una penalización de cinco segundos por haber cortado una curva.

Bajo el sol de Austin y frente a la estrella de atletismo Usain Bolt, Hamilton con su actuación también hizo que un rayo hablara.

Vettel, que estaba a su lado en la primera línea de salida, tuvo un mejor comienzo y lo superó antes de la primera curva cuando los dos pilotos se encontraron rueda a rueda.

Pero el británico no entró en pánico, consciente de la superioridad de su auto que le permitió volar en las prácticas libres y la clasificación.

Hamilton volvió a la punta en la vuelta 6 y ya no estaba preocupado por Vettel. El alemán tuvo que batirse durante toda la carrera para subir al podio.

Con una estrategia de dos paradas, el cuatro veces campeón mundial alemán llevaba mucho tiempo atascado en la cuarta posición, lejos de Bottas, el compañero de equipo finlandés de Hamilton que había optado por una parada en los boxes.

Vettel finalmente superó a Bottas a cinco vueltas del final, después de una maniobra arriesgada que aprovechó la presencia de un corredor de último momento.

El otro piloto de Ferrari, Räikkonen, le cedió a Vettel el segundo puesto para que éste mantuviera escasas esperanzas de evitar la coronación de Hamilton.

Con tres carreras para el final de la temporada, el británico tiene una ventaja de 66 puntos y puede coronarse el próximo fin de semana en la Ciudad de México.

“Me encanta este circuito, tal vez sea mi favorito, me siento bien y confiado para el futuro”, sonrió en el podio el ganador.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.