José Vicente Haro. (Foto Archivo)
COMPARTE

Para José Vicente Haro, las 56 decisiones del Tribunal Supremo de Justicia en contra de la Asamblea Nacional, son inconstitucionales e ilegítimas.

Haro indica que éstas decisiones atentan en contra de los partidos políticos, de la soberanía popular y de los Derechos Humanos.

El especialista en derecho destaca que la Sala Constitucional del TSJ ha sido utilizada por el Gobierno nacional para desmontar a la Asamblea Nacional de facto.

El defensor de derechos humanos y profesor universitario recalca que estas 56 decisiones del TSJ se contabilizan desde el pasado 6 de diciembre de 2015, día en la que la alternativa democrática ganó por mayoría las elecciones del parlamento.

Haro advierte que todas estas decisiones entre las salas electoral y constitucional, poseen un común denominador, intentar achicar todas las facultades legislativas, de control político, interpelación, incluso para evitar investigaciones de corrupción, regular su régimen interno de funcionamiento, convocatoria de sesiones, derecho de palabra, la posibilidad de actuar ante organismos internacionales y otros.

Y así se le fue quitando a la AN todas las competencias relevantes como parlamento; inclusive todo lo que se refiere a la aprobación del presupuesto, Ley de Endeudamiento público y una serie de aprobaciones legislativas necesarias para poder revisar negociaciones como la de este miércoles de una creación de empresas mixta con Pdvsa, o del nombramiento del Banco Central de Venezuela o la sentencia de ayer.

Esto lo que nos dice que con todas estas decisiones la Sala Constitucional del TSJ se ha encargado de desmontar la AN de facto. Y con la decisión N° 155 de este miércoles 29 de marzo, buscan atacar y despojar a los diputados del máximo parlamento de su inmunidad parlamentaria, violando los artículos 200 y 187, numeral 20 de la Constitución, con lo que prácticamente lo que hacen es disolverla, ya que establecen que mientras dure la situación de desacato, las funciones del poder legislativo serán ejercidas por la sala Constitucional de la AN, que dicho sea de paso, nadie eligió con el voto popular a estos magistrados, a diferencia como ocurrió con el parlamento nacional.

Lo cierto es que es una situación en la cual lo que estamos viviendo es una especie de moderno y sofisticado Fujimorazo, por decirlo de alguna manera, algo muy parecido lo que sucedió en Perú en 1992, pero con unas herramientas más novedosas, utilizando a la sala Constitucional del TSJ, refirió Haro.

Escuche la entrevista completa a través de nuestro portal web de El Carabobeño Radio, en el programa Primera Voz con Dhameliz Díaz.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.