Foto: @leones_cbbc

El Estadio Universitario se vistió de gala para el primer duelo de la doble tanda entre los “Eternos Rivales” y mostró todas sus localidades prácticamente repletas. Con semejante contexto, el colombiano Harold Ramírez no desaprovechó la oportunidad de darle el triunfo a los Leones del Caracas 8-4 contra los Navegantes del Magallanes, gracias a un batazo que paró a todos de sus asientos. El encendido Maikol González también protagonizó un rally que liquidó el desafío.

Tres extrabases fueron la clave para los melenudos en el choque. El primer gran batazo se vivió en el propio primer inning cuando Franklin Gutiérrez sonó doble salvaje entre el central y el derecho que sirvió para remolcar a Harold Castro y a Ramírez, quienes habían tomado bases por bolas.

“He estado trabajando extra porque no he estado jugando con la frecuencia de antes”, dijo Gutiérrez sobre su conexión. “Pensé que se iba, pero como estaba comportando el viento en el parque supe que estaba dentro. Le he estado dando con mayor contundencia a la pelota, producto de ese trabajo para ayudar al equipo y estar listo cuando el manager (Mike Rojas), me necesite”.

Sin embargo, la ofensiva de los turcos no le iba a poner tan fácil el partido a los locales. En el tercer tramo, Reynaldo Rodríguez remolcó la primera carrera eléctrica con un sencillo al izquierdo para que el veterano Endy Chávez pisara el plato con el descuento.

Un inning más tarde, los bucaneros aprovecharon el descontrol de los lanzadores melenudos y lograron voltear el juego sin dar imparables. Tres pasaportes, un error del serpentinero Tyler Wagner y un elevado de sacrificio de Chávez fueron suficiente para que la nave se pusiera al frente en la pizarra 3-2.

El colombiano Rodríguez entró al plato en el quinto episodio y largó estacazo de vuelta entera por el jardín izquierdo para colocar una más a la cuanta del Magallanes.

Cuando todo parecía a favor de los valencianos, el Caracas sacó sus armas para darle la vuelta al choque.

En el sexto, Wilfredo Tovar logró conectar un elevado corto al jardín derecho que picó imparable y trajo a Isaías Tejeda al plato, para colocar el juego por una.

Un inning más tarde, los Leones empezaron a colocar las cosas en orden cuando Harold Ramírez disparó el segundo gran batazo del choque con una línea contundente entre el jardín izquierdo y central para anotarse un doble barre bases y conseguir dos carreras que sirvieron para colocar a los suyos nuevamente al frente en el marcador.

“No me despido. Es sólo un adiós”, comentó Ramírez, que a segunda hora disputará su último juego de la temporada con los avileños. “Espero ver pronto a este equipo y a la fanaticada que es inolvidable. Quiero que el equipo siga progresando y llegue el (campeonato) 21. No tengo palabras para expresar todo lo que siento. No quisiera irme, pero donde manda capitán no manda marinero. Sólo le pido a la fanaticada que siga apoyando al equipo”.

En el octavo, Magallanes terminó de bajar la cerviz después del tercer gran batazo del encuentro, cuando Maikol González dejó ver su gran momento y conectó triple con las bases llenas para colocarle cifras definitivas al encuentro.

Departamento de Prensa LVBP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.