El enfrentamiento ocurrió la madrugada de este lunes, cuando un grupo de jóvenes intentaba colocar la bandera nacional de Nicaragua en un poste del tendido eléctrico, algo que el Gobierno de Ortega mantiene bajo estricta prohibición, denunció un grupo de isleños.

Un enfrentamiento entre pobladores y policías dejó al menos dos civiles y tres agentes heridos, cinco personas detenidas y un suboficial capturado esta madrugada, en la isla de Omtepe, en el Gran Lago de Nicaragua, al cumplirse dos años de la insurrección popular contra el presidente Daniel Ortega.

El enfrentamiento ocurrió la madrugada de este lunes, cuando un grupo de jóvenes intentaba colocar la bandera nacional de Nicaragua en un poste del tendido eléctrico, algo que el Gobierno de Ortega mantiene bajo estricta prohibición, denunció un grupo de isleños.

La Policía Nacional informó que la disputa se dio cuando una patrulla atendió una denuncia sobre un grupo de personas ebrias lanzando piedras hacia una vivienda, de las cuales arrestó a cinco.

“Lo que pasó fue que los muchachos iban a colocar la bandera, llegó la Policía, pero la gente, con piedras y como pudo, expulsó a los policías, se llevaron a varios chavalos, entonces los siguieron, y uno de los policías se cayó de la camioneta y lo agarraron”, relató a Efe el líder opositor Henry Ruiz.

Esta mañana la situación se mantenía tensa en el lugar, el puerto que conduce a Ometepe fue cerrado por las autoridades, y grupos de agentes antimotines se dirigían hacia el lugar del conflicto, Esquipulas, ubicado en el extremo este de la isla, conformada por dos volcanes.

En videos compartidos por los pobladores de Esquipulas se observa a varios jóvenes con piedras en las manos, esperando la llegada de los policías.

Ruiz afirmó que los agentes, incluyendo antidisturbios y de operaciones especiales, estaban reunidos con “paramilitares” y trabajadores estatales en una sede del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), aparentemente para planificar una intervención en Esquipulas.

La Policía liberó a la única mujer del grupo de jóvenes arrestados esta madrugada, pero los pobladores exigían la liberación de todos para entregar al agente, quien supuestamente perdió dos dientes al caer de una camioneta.

El enfrentamiento en la Isla de Ometepe curre exactamente dos años después de que los ataques de la Policía de Nicaragua contra manifestaciones antigubernamentales dejó varios muertos en las ciudades de Managua y Tipitapa, que un día después pasarían a ser decenas, y tres meses más tarde se contaban por cientos, en todo el país.

Las autoridades nicaragüenses y los militantes sandinistas ya habían arreciado el asedio contra los opositores desde la semana pasada, dado que la insurrección contra Ortega cumplió dos años el pasado día 18, supuestamente para evitar manifestaciones.

Datos de organismos defensores de los derechos humanos indican que al menos 328 personas han muerto en el marco de la crisis sociopolítica de Nicaragua, sin embargo, el grupo de monitoreo Azul y Blanco, que sigue el día a día de la situación política, cuenta más de 700 víctimas mortales, la mayoría a manos de policías o “paramilitares” sandinistas.

En el conflicto de Nicaragua más de un millar de personas han pasado por la cárcel como “presos políticos”, de los cuales quedan más de 70 convictos.

Durante la crisis más de 4.000 personas han resultado heridas, y más de 100.000 han ido al exilio




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.