(Foto Cortesía)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

No es una solución definitiva. La reparación y sustitución de los equipos dañados tras la explosión en el sistema de bombeo de Pao La Balsa podría tardar varios meses, por lo que Hidrocentro estableció un plan de racionamiento sectorizado que dejó sin agua a los municipios de la Gran Valencia.

Esa es la respuesta a la suspensión del servicio en la capital carabobeña y Naguanagua que no son parte del Sistema Regional Centro 2 (SRC2), que fue el que resultó afectado con el recalentamiento de los transformadores que causó el incendio en el lugar, según explicó el ingeniero Luis Fernando Arocha, de la comisión del agua del Colegio de Ingenieros.

De esa manera se espera surtir por algunas horas a las comunidades de San Diego, Los Guayos, Carlos Arvelo, Guacara, San Joaquín y Diego Ibarra, que junto con las poblaciones de Aragua que dependen de Pao La Balsa conforman una población de más de dos millones de personas.

Fue el tablero de mando del si tema de bombeo el que se incendió. “Es como que se queme la breckera de una casa. Eso implica muchos días trabajo para poder solventarlo y en el caso La Balsa, con equipos de grandes dimensiones, el tiempo es mayor y muy difícil de estimar”, dijo.

Los transformadores que se dañaron deben reponerse y son importados. Se conoció que no basta con tener los recursos para comprarlos, sino que deben mandarse a hacer.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.