Hiperinflación y cuarentena determinan abrupto incremento del precio del queso blanco criollo esta semana
Hiperinflación y cuarentena determinan abrupto incremento del precio del queso blanco criollo esta semana / Fotos: Francisco J. Figuera

En la hiperinflacionaria economía venezolana, el aumento de precio de determinados rubros comestibles se ha vuelto una situación cotidiana, aunque algunos pudieran pensar que la merma comercial de la cuarentena colectiva podría haber contenido los incrementos.

En el caso del queso blanco criollo, ingrediente de gran presencia en las mesas, no ha sido así. Desde los 380 mil en que se cotizó la semana pasada, la segunda del confinamiento decretado por el Gobierno, repuntó a los asombrosos 535 mil bolívares de los últimos cinco días.

Claro está, hay comercios en los que su costo fluctúa desde los 410 mil, pasando por 420 mil, 475 mil o 490 mil, como ocurre en la mayoría de las charcuterías ubicadas en la avenida Las Ferias de Valencia.

Las extrañas variaciones de precio del queso blanco

A lo largo de esta vía, entre las estaciones del metro Las Ferias y Palotal, existen unos siete establecimientos en los que se pudo constatar tal variación, pese a que se trata del mismo tipo de queso.

Hiperinflación y cuarentena determinan abrupto incremento del precio del queso blanco criollo esta semana

El asunto genera cierta intriga y de, local en local, por más que se pregunte nadie puede dar explicación a este fenómeno.

Sin embargo, en uno de los expendios –un frigorífico- el propietario estuvo dispuesto a develar el porqué de la disparada del producto en tan pocos días.

Una teoría interesante

Joaquín, no quiso revelar su apellido, explicó que habitualmente el precio del queso criollo lo estipulan en un par de municipios en Apure.

En ese estado, “hay dos alcaldías que le cobran impuesto a los queseros, incluso, represan en alcabala a quienes no lo pagan, pero adicionalmente en estos sitios les están cobrando a los productores en especies”.

Prosigue: “Por cada 500 kilos de queso en un camión, por ejemplo, les quitan hasta 50 kilos. Eso, por supuesto, tiene un impacto en el costo final”.

Además, se suma la contingencia. Según explica, los retrasos que se les presentan a los transportistas para cargar gasoil durante la cuarentena también representan buena parte de los incrementos que viene sufriendo el producto esta semana.

De hecho, enfatiza en que “eso es lo que ha hecho que haya subido dos veces en los últimos días”.

También afirma que los productores queseros de El Baúl, en Cojedes, acuerdan sus precios con los productores de Apure. “Cuando aquellos aumentan, éstos lo hacen o toman como referencia a Apure. Han hecho como una ‘rosca’. Luego ves que, a pesar del origen, el precio es el mismo, aunque Cojedes es más cerca”.

La carne también aumenta casi a diario

Como también vende carnes, indicó que ha tenido que ajustar el precio a diario los últimos días y que la última vez se la vendieron a 2,2 dólares el kilo a puerta de camión.

Asegura que su ganancia es de apenas 30%, lo que se traduciría en unos 280 mil bolívares aproximadamente, aunque hay establecimientos que expenden el producto en 350 mil bolívares o mucho más.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.