Penélope Cruz y Javier Bardem en el almuerzo de los Óscar (EFE/EPA/CAROLINE BREHMAN)

A diferencia del ‘año de los afroamericanos’ -aquel 2002 en el que fueron premiados Halle Berry y Denzel Washington- o el de las mujeres, un 2021 en el que Chloe Zhao ganó en dirección y Emerald Fenell en guion original, los Óscar de 2022 son más diversos: hay candidatos europeos, asiáticos, hispanos y un actor sordo.

Aunque sigue siendo con pasos tímidos, la Academia avanza hacia unos premios más diversos, un tema fundamental, como demostró lo sucedido con los Globos de Oro.

DÍGALO EN ESPAÑOL: «Y EL GANADOR ES»

Si ha habido una constante en los últimos años dentro de las minorías es la presencia hispana.

Ariana DeBose, de ascendencia puertorriqueña, es la favorita a la mejor actriz de reparto por la nueva versión de «West Side Story». Y si gana lo haría por interpretar a Anita, el mismo papel que le valió un Óscar 60 años atrás a la boricua Rita Moreno, que ahora ha sido su compañera de reparto.

A ella se suman los mexicanos Guillermo del Toro («Nightmare Alley», mejor película) y Carlos López Estrada «Raya and the Last Dragon», mejor película animada) y la méxico-estadounidense KD Dávila («Please Hold», mejor corto).

También Lin-Manuel Miranda, de origen puertorriqueño (mejor canción original), y Germaine Franco, de ascendencia mexicana (mejor banda sonora), ambos por «Encanto», la película animada de Disney sobre Colombia, y los chilenos Hugo Covarrubias y Tevo Díaz («Bestia», mejor corto animado).

Para completar, los españoles Penélope Cruz («Madres paralelas», mejor actriz), Javier Bardem («Being the Ricardos», mejor actor), Alberto Iglesias («Madres paralelas», mejor banda sonora) y Alberto Mielgo («The Windshield Wiper», mejor corto animado).

POCAS PERO GRANDIOSAS

No, este 2022 no es 2021, una edición particularmente femenina, gracias a que por primera vez dos mujeres fueron nominadas a mejor dirección: Emerald Fennell («Promising Young Woman») y Chloé Zhao («Nomadland»), que fue la ganadora, la segunda en la historia.

Este año, aunque con menos presencia, consiguen varios hitos.

Gracias a «The Power of The Dog», Jane Campion se convirtió en la primera mujer con dos nominaciones a mejor dirección («The Piano», 1994) y Ari Wegner en la segunda mujer en ser nominada a mejor fotografía -tras Rachel Morrison, que fue candidata por «Mudbound» (2017)-.

Aunque no nos engañemos: la industria sigue dominada por los hombres. Pese a los avances, en los últimos cinco años solo cuatro mujeres (de siete en toda la historia) fueron nominadas a mejor dirección, un pobre 16 %.

Y no es por falta de talento. Y si no, que les pregunten a Maggie Gyllenhaal, con su potente debut detrás de cámaras en «The Lost Daughter», o Julia Ducournau, Palma de Oro en Cannes con «Titane», entre otras.

SE HACEN ESCUCHAR

Por segunda vez, un intérprete sordo está nominado al Óscar. Troy Kotsur lo logró como actor de reparto por «CODA», donde su esposa está interpretada por Marlee Matlin, la única artista con esa discapacidad en ganar una estatuilla, en 1987, por «Children of a Lesser God».

Kotsur es el favorito para los Óscar tras llevarse el premio del Sindicato de Actores (SAG), el Critic’s Choice Award y el Bafta, entre otros.

Pero esta historia de una familia en la que todos sus miembros son sordos menos la hija, que quiere ser cantante, no se queda allí: aspira a mejor guion adaptado y mejor película.

Y, a diferencia de «La familia Bélier», cinta francesa de la que es una adaptación, en «CODA» los tres papeles con discapacidad auditiva son representados por actores sordos en la vida real.

Adicionalmente, el corto documental «Audible» sigue a jóvenes de la Escuela para Sordos de Maryland que sienten la presión de terminar el instituto y salir al mundo de los oyentes.

MIRADA ORIENTAL

El éxito de «Parasite» en 2020 (mejor película, mejor director, mejor guion original, mejor película internacional) fue la constatación de la potencia del cine asiático, como lo demuestra que este año Bután debute en los Óscar con «Lunana: a Yak in the Classroom», nominada a mejor película internacional.

Una categoría en la que la favorita es «Drive my Car», del japonés Ryûsuke Hamaguchi, que busca hacerse no solo con el Óscar a mejor película internacional, sino que se codea con los grandes en las de mejor película, mejor director y mejor guion adaptado.

A eso se añade que India acude con el documental «Writing with Fire» y además se muestra la búsqueda del «sueño chino» en otro documental, «Ascension», de la chino-estadounidense Jessica Kingdon, y la dura realidad de los matrimonios forzados mediante secuestros en Kirguistán en el corto «Take and Run», de la suiza María Brendle.

DE EUROPA LLEGA UN BARCO CARGADO DE…

En unos galardones Made in Hollywood, Europa suele quedar relegada a la mejor película internacional, que este año domina con tres de las cinco nominadas: «The Worst Person in the World» (Noruega), «The Hand of God» (Italia) y «Flee» (Dinamarca).

Pero no solo allí brilla el Viejo Continente. La cinta noruega también aspira al mejor guion original y la danesa se convirtió en el primer filme nominado a mejor película internacional, mejor documental y mejor película animada.

En las categorías principales, aparte de la pareja española de Cruz-Bardem, hay una fuerte presencia de las islas británicas: Kenneth Branagh («Belfast») en mejor película, mejor guion original y mejor director; Benedict Cumberbatch («The Power of The Dog») en mejor actor; Olivia Colman («The Lost Daughter») en mejor actriz; Judi Dench («Belfast») y Jessie Buckley («The Lost Daughter»), ambas en mejor actriz de reparto, y Ciarán Hinds («Belfast») en mejor actor de reparto.

Además hay polacos, italianos, alemanes y más británicos en mejor película animada, mejor banda sonora, mejor diseño de vestuario, mejor corto y mejor corto animado, entre otras.

ESCENA POSTCRÉDITOS

En el tema de la diversidad todavía queda mucho por lograr, incluso donde ya hubo importantes conquistas.

La comunidad negra este año no se siente particularmente representada más allá de historias como «Summer of Soul», un documental sobre el Festival Cultural de Harlem de 1969, y «The Queen of Basketball», corto documental sobre una de las más importantes jugadoras de la historia del baloncesto.

En las categorías grandes solo aparecen en mejor película con «King Richard», la historia del padre de Venus y Serena Williams, y en mejor actor con Will Smith, favorito a conseguir el Óscar por su trabajo en la misma cinta, y Denzel Washington, por «The Tragedy of Macbeth», su novena nominación con dos triunfos incluidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.