Foto Referencial
COMPARTE

De ocho disparos asesinaron a Arturo José Ramos (32), empleado de Rescarven, cuando regresaba a su casa el martes a las 7 de la noche, en el sector Carlos Bello de Mamera II, parroquia Antimano.

Ramos llegaba a pie a su casa le dispararon y no le robaron sus pertenencias quizás porque se resistió. No cargaba objetos de mucho valor.

Su hermano mayor, Oscar Ramos, estaba trabajando cuando le avisaron. Arturo murió en el lugar. Era casado y dejó un hijo de 8 años.

Tenía pocos meses laborando en el almacén de la clínica ubicada en Chuao y anteriormente era mototaxista.

Al lugar acudieron funcionarios del Cicpc para trasladar el cuerpo a la morgue. Los vecinos poco dicen de lo ocurrido, pero alguien vio a un hombre joven, luego de escucharse los disparos, cuando bajaba con la pistola en la mano.

Sus parientes ignoran si tenía problemas con alguien o si había sido amenazado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.