Foto: Angel Chacón
COMPARTE
Los pasos acelerados de un hombre desconocido llamaban la atención de quienes viven en la calle Ortiz, parroquia Rafael Urdaneta. Su andar era tambaleante y por cada paso que daba, cinco o hasta más gotas de sangre marcaban el último recorrido de este sujeto. impactado por un arma de fuego.

El hombre era perseguido por dos antisociales armados que lo sentenciaron a muerte. El cayó en una acera, frente a una iglesia con un cartel oxidado que decía “Templo Evangélico de la Iglesia de Dios de la Profecía”.

 Los observadores afirmaron que perdió algunos dientes, pero ese traspié fue fatal. Los dos hombres armados descargaron sus pistolas en el cuerpo del perseguido, quien murió en el acto.
El hecho se suscitó a las 2:00 a.m. El fallecido quedó tendido hasta las 10:00 a.m., cuando el Servicio Nacional de Medicatura Forense (Senamecf) retiró el cadáver. Vestía short de playa, franela verde y amarilla con zapatos Adidas rojos.

Tenia cerca de siete heridas por arma de fuego: dos en la cabeza, una en la espalda, otra en el costado y en el abdomen. Muchos vecinos observaban los restos del trágico suceso que volvió a colocar al sector Paso Real en la mira de hechos delictuales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.