Foto Referencial
COMPARTE

Un hombre murió luego de recibir un tiro en la cabeza, que le propinó un delincuente que intentaba entrar a su casa en Güigüe, municipio Carlos Arvelo.

Pedro Manuel Camargo Tovar de 32 años, vivía en la calle principal del barrio Pascual Molina. De acuerdo a lo narrado por sus familiares a las afueras de la morgue, el pasado viernes a las 6:00 de la mañana salió de su vivienda con un compañero de trabajo, para trasladarse juntos a la empresa Albeca, que funciona en la urbanización El Recreo de Valencia.

Los hombres habían caminado una cuadra hacia la parada de autobús, cuando de repente les salieron al paso dos delincuentes armados, quienes los conminaron a entregar sus pertenencias. Lo hicieron, pero como cargaban pocos objetos de valor, uno de los malandros sugirió que Camargo Tovar los llevara a su casa para obtener más beneficios.

Los cuatro hombre llegaron a la vivienda, pero Camargo Tovar antes de entrar comenzó a gritar para alertar a su mujer de lo que estaba por suceder. Esto enfureció a uno de los delincuentes, quien le disparó en la cabeza, dejándolo muerto en el sitio.

Los familiares y vecinos salieron a la calle al escuchar la detonación, pero sólo lograron ver a lo lejos a los dos malhechores corriendo. El compañero de trabajo de Camargo, dijo desconocerlos.

La víctima trabajaba en Albeca distribuyendo productos en locales comerciales, desde hace cinco años. Dejó cuatro hijos en la orfandad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.