(Foto referencial)
COMPARTE
Tomar cerveza en los cines de Alemania es legal, pero no es una buena idea intentar destapar la botella con una lata de aerosol pimienta.
Eso fue exactamente lo que un sediento espectador intentó hacer el lunes en una sala de Osnabrueck, al noroeste de Alemania.
Pero en lugar de abrir su bebida, el hombre de 29 años rompió el contenedor del aerosol pimienta y provocó que unas 200 personas tuvieran que abandonar la sala entre lágrimas.
El gerente del establecimiento dijo el miércoles a la agencia noticiosa alemana DPA que todo fue un “caos”. Sin embargo, mantuvo la calma, llamó a la policía, ofreció bebidas a los asistentes y abrió las ventanas del lugar. La proyección se reanudó media hora después.
Ninguno de los espectadores se ha quejado hasta ahora de dolor en los ojos o problemas respiratorios, señaló la policía.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.