España llega al ecuador de la que los expertos consideran la semana “más dura” de la pandemia de coronavirus, con la sanidad prácticamente bloqueada y con el personal agotado, sobre todo en las regiones más afectadas como Madrid y Cataluña.

Con casi 40 mil contagios, las víctimas mortales no cesan, y este martes el país alcanzó una nueva marca de fallecidos diarios por el covid-19 (514) hasta llegar a los 2.698, (el 56,9 % en Madrid).

Además, con 2.636 pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI), estos servicios están al borde del colapso, tanto por falta de material, como de personal.

A ello hay que sumar el gran número de profesionales de la salud afectados por la pandemia, 5 mil 400, aunque de forma muy desigual por todo el país, lo que explica la “situación complicada” que afronta el sistema sanitario español, explicó ayer el doctor Fernando Simón, el portavoz de Sanidad.

Simón reconoció que la infección de los profesionales sanitarios, que representa la tasa más alta de todos los países afectados, tiene que ver en alguna medida con la carencia de equipos, pero también en otros casos con contagios en la comunidad, fuera del lugar de trabajo.

La región de Madrid, que incluye la capital de España, es la más afectada, hasta tal punto, que el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, planteaba este martes la posibilidad de desviar recursos de otras regiones hasta esta comunidad.

“Es el momento de la solidaridad con Madrid, hago un llamamiento a esa solidaridad, como lo haremos cuando ocurran situaciones de tensión en otras partes”, señaló Illa.

Con esta situación, se suceden en los medios informativos las imágenes de médicos agotados por jornadas intensas de trabajo, a lo que se suma la tensión por la falta de material, que todos los profesionales de la salud coinciden en denunciar.

Debido a la crisis económica de la década pasada, la sanidad española sufrió importantes recortes, y la Comunidad de Madrid fue un ejemplo claro, donde sus sanitarios organizaron movilizaciones en la calle.

Como ejemplo de la crisis que vive España, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha puesto al servicio del sistema nacional de salud a todo su personal sanitario y está colaborando en Madrid y en Barcelona para atender el aumento de demanda, como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Con este escenario, el Congreso tiene previsto prorrogar este miércoles el estado de alarma durante otros quince días, hasta el 11 de abril, tal como propone el Gobierno, para lo que cuenta con el apoyo de la Cámara.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.