Los trabajadores de los controles de seguridad del aeropuerto El Prat de Barcelona iniciarán el viernes una huelga parcial. (Cortesía)
COMPARTE

Los trabajadores de los controles de seguridad del aeropuerto El Prat de Barcelona iniciarán el viernes una huelga parcial, seguida de una total e indefinida a partir del 14 de agosto, lo que puede generar largas colas de espera en este frecuentado aeropuerto.

La huelga parcial comprenderá paros de cuatro horas cada día el viernes, domingo y lunes, lo que se repetirá la semana siguiente. A partir del 14 de agosto, será indefinida.

Los empleados deberán no obstante respetar el cumplimiento de un 90% de servicios mínimos, establecidos por la delegación de gobierno de Cataluña, explicó a la AFP Juan Carlos Giménez, portavoz del comité de huelga de los empleados de Eulen, la empresa privada que brinda seguridad al aeropuerto.

Su personal no está sindicado.

Los trabajadores denuncian falta de personal, lo que sobrecarga de trabajo a los 360 empleados de seguridad.

Ellos reclaman que “no se hagan servicios de 16 horas, 14 horas, que la gente puede ir al lavabo”, explicó Giménez.

La carga de trabajo ha producido “muchas bajas por problemas sicológicos, depresiones, porque también afecta a la seguridad”, afirmó.

Giménez precisó que no se espera ninguna negociación este jueves, luego de que el representante de Aena, el gestor semipúblico español de aeropuertos, rehusara participar al considerar que es un asunto entre una empresa privada y sus empleados.

Eulen afirmó en un comunicado haber ido a tres reuniones “con intención de negociar y ofrecer propuestas, mientras que el Comité de Huelga o no ha comparecido o cuando lo ha hecho, no ha manifestado ninguna intención de negociar”.

El aeropuerto de Barcelona-El Prat, el segundo más transitado de España luego de Madrid, sufrió en mayo un problema de saturación, con filas de hasta tres horas, por falta de policías suficientes para efectuar los controles de todos los viajeros.

Se redujeron gracias a un refuerzo del personal y la instalación de escáneres de pasaportes suplementarios.

El tráfico de pasajeros en el aeropuerto aumentó más de 60% entre 2009 y 2016, gracias a la llegada de numerosas compañías de bajo coste y el atractivo turístico de Barcelona y la “Costa Brava” catalana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.