Ollanta Humala. (EFE)
COMPARTE

El expresidente peruano Ollanta Humala insistió hoy en que, pese a las declaraciones de Marcelo Odebrecht, ni él ni su partido recibieron apoyo económico de la empresa brasileña Odebrecht para las campañas políticas de 2006 y 2011, ni tampoco aportes del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil.

“Me ratifico. De Odebrecht, no recibimos ese apoyo”, afirmó el exmandatario ante preguntas de los periodistas.

Humala se expresó así en una reunión con la Asociación de la Prensa Extranjera en Perú, en la que se explayó sobre las acusaciones en su contra por posibles actos de corrupción durante su mandato (2011-2016), que denunció como intentos de “linchamiento político” contra él y su movimiento político.

El pasado 15 de mayo, Marcelo Odebrecht fue interrogado por fiscales peruanos por los presuntos aportes irregulares que su empresa hizo a la campaña electoral de Humala en 2011, después de que funcionarios de la empresa indicaran ante la Justicia brasileña que entregaron 3 millones de dólares para ayudar al entonces candidato presidencial.

A lo largo de la semana pasada la prensa peruana filtró que en dicho interrogatorio Odebrecht confirmó que pidió la entrega de ese dinero, lo que en todo momento ha sido negado tanto por Humala como por su esposa, Nadine Heredia, en esas fechas presidenta del Partido Nacionalista Peruano (PNP).

“Nosotros nos mantenemos en nuestra posición. Tengo entendido, según lo que sale en prensa, que a este señor habría dicho que no le consta si se entregó el dinero o no. Y nosotros decimos que no tuvimos apoyo de campaña de esa naturaleza”, afirmó Humala.

Además, ante las filtraciones de que Odebrecht también habría financiado a sus rivales políticos, como el Partido Aprista Peruano o Keiko Fujimori, Humala apuntó que eso lo hacían, según sus propias confesiones, porque “financiaban a los competidores con opciones”.

“En nuestro caso, a mediados de 2010, nadie nos daba una opción. Estábamos en el 4 % de intención de voto y éramos el cuco del empresariado nacional e internacional.(…) Yo no era su favorito, y yo traté a toditos con la ley. No hice decretos con nombre propio, ni adendas, para salvar el interés privado de nadie”, dijo.

Humala afirmó que el PT brasileño, partido del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, nunca aportó dinero para sus campañas, ya que su relación con él era “política e ideológica, pero no económica”.

Humala insistió en que, si su partido hubiera recibido aportes de Odebrecht, según la ley peruana, “eso no sería ilegal”.

Durante el Gobierno de Humala, Odebrecht ganó la concesión, junto a la española Enagas y la peruana Graña y Montero, del Gasoducto Sur Peruano, una obra de 7.000 millones de dólares, pero tras el escándalo el Estado peruano anuló el contrato.

El grupo Odebrecht es acusado de haber sobornado a gobiernos y autoridades de una docena de países de América Latina y África a cambio de obtener importantes contratos.

La compañía también aseguró haber entregado un soborno de 20 millones de dólares al expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006) por la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica sur, caso por el cual se ha ordenado la detención preventiva del exmandatario, que reside en Estados Unidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.