El administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén en Tierra Santa, Pierbattista Pizzaballa, felicitó hoy las Navidades señalando que son la “luz que nadie puede detener”, a pesar de las difíciles circunstancias de la vida y en concreto en la región.

“¿Por qué hablar de felicidad, paz, esperanza, cuando vivimos en un contexto en el que no hay felicidad, paz, ni esperanza?. ¿Es solo retórica?, ¿son eslóganes?”, se preguntó el Piezzaballa en su mensaje navideño.

A lo que se respondió negativamente, puesto que “los cristianos tenemos a Jesús. Que es nuestra alegría, nuestra esperanza, nuestra fuerza y nuestra paz”.

El religioso señaló que a pesar de que está seguro de que el año que viene no será mejor que este desde el punto de vista político, y a pesar de que está convencido de que “no podemos cambiar la situación política”, considera que “sí podemos cambiar cómo vivimos la vida, en nuestras familias y pequeños contextos”.

Dijo ser consciente de que el mundo está lleno de problemas: “En nuestra Iglesia, en nuestra diócesis, mucha violencia, problemas políticos, tensiones” y agradeció que la Navidad fuera un momento para detenernos y “pensar en los demás”.

Agradeció a los hijos, familias, ancianos, enfermos, a los que están solos, y a todos ellos dirigió sus rezos y deseó a “todos los cristianos de la Tierra Santa y diócesis de Jerusalén expandidas en todos los territorios, una fabulosa y feliz Navidad”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.