Constituyente
(Foto referencial)
COMPARTE

No se vislumbra un panorama político claro. El presidente Nicolás Maduro invocó este lunes la figura de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), bajo el artículo 247 de la Constitución, pero agregó condiciones sin precedentes: será de “la clase obrera”, quienes elegirán a través del voto directo a sus representantes, sin la participación de partidos políticos. Según el abogado constitucionalista José Vicente Haro, este proceso, tal como fue planteado, es ilegítimo e inconstitucional.

El artículo 247 de la carta magna establece: “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución“.

El proceso convocado por Maduro es excluyente 

Haro denunció que del discurso de Maduro se desprende un mecanismo que estará integrado por un solo sector de la población, representado por los consejos comunales, las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCH), los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) y “toda la clase obrera bolivariana” afecta al oficialismo. De los 500 miembros que participarán, la mitad será designada por esta denominada clase obrera y la otra mitad escogida mediante un proceso del que aún no se tienen detalles.

De ser así, se excluye a un amplio sector -o a la mayoría- de la sociedad venezolana, como las organizaciones políticas, los empresarios, las universidades, las centrales obreras y de trabajadores que no son afectas al chavismo y las organizaciones no gubernamentales (ONG), representadas por la sociedad civil organizada. Constitucionalmente, son necesarias todas estas partes para establecer una ANC.

Maduro, durante la firma del decreto junto al Consejo de Ministros, estableció una comisión presidencial para la conformación de la Constituyente, la cual es presidida por Elías Jaua y tendrá la participación de Aristóbulo Istúriz, Hermann Escarrá, Isaías Rodríguez, Earle Herrera, Cilia Flores, Delcy Rodríguez, Iris Valera, Noelí Pocaterra y Francisco Ameliach.

Representa un fraude constitucional 

A juicio del especialista, esta Constituyente no se correspondería con el principio de proporcionalidad y personalización del voto, la representación proporcional de las minorías y el principio democrático. Estos son los únicos medios que pueden garantizar el máximo pluralismo político y las condiciones esenciales para la invocación del recurso.

Frente a este anuncio de Maduro yo lo que avizoro es, lamentablemente, una ANC que representaría un fraude constitucional que tiene por objeto destruir la Constitución de 1999, detalló.

¿Quiénes pueden convocar a una ANC?

La Constitución, según su artículo 248, expresa que la iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de la dos terceras partes de sus integrantes; los consejos municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el registro civil y electoral”.

Nicolás Maduro puede convocar a la ANC mediante decreto ejecutivo aprobado, pero no bajo las condiciones que describió este primero de mayo. Según lo establecido, luego tendría que ir al Consejo Nacional Electoral (CNE), quienes deben llamar a un referendo correspondiente a fin de consultar con los ciudadanos si efectivamente quieren o no la ANC.

Lee también Rodríguez: Todos los sectores del país tienen que estar en la Asamblea Constituyente

Quieren imponer la reforma rechazada en 2007

Lo que tratan de hacer es crear un sistema mediante el cual se permita sustituir y arrebatar de facto la Constitución de 1999, para imponer aquella reforma constitucional propuesta por Hugo Chávez y que el pueblo rechazó en el 2007. “Además se pretende implantar a través de esta vía el Plan de la Patria como parte del texto constitucional”.

Haro recordó que la Asamblea Nacional (AN), elegida en diciembre de 2015, se paseó por la posibilidad de convocar a una ANC originaria el 8 de marzo de 2016, cuando anunció la hoja de ruta para establecer una forma constitucional que permitiese un cambio de Gobierno.

Los Poderes Públicos

Si los Poderes Públicos fuesen independientes, el CNE y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a través de sus salas Electoral y Constitucional, deberían declarar que el sistema electoral propuesto por Maduro para elegir a los constituyentes viola los principios establecidos en la carta magna, señaló. “Pero lamentablemente no tenemos ni un CNE, ni un TSJ autónomos“.

Lee tambiénMaduro: Está será una constituyente ciudadana que perfeccionará la Constitución de 1999

A la AN le correspondería convocar a una Sesión Extraordinaria y emitir un acuerdo donde se manifieste que este recurso, en los términos que se indicó, es excluyente e ilegítimo. Resaltó la necesidad de acudir a los organismos internacionales para denunciar esta situación ya que, según sus palabras, la convocatoria de Maduro representa la consolidación de una dictadura en Venezuela.

@KevinArteaga




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.