(Foto cortesía)

La improvisación llegó a las nóminas de las universidades. Desde que el gobierno se adueñó del pago de los sueldos y salarios la ya paupérrima situación de los trabajadores universitarios se agravó. En Carabobo, el 50 por ciento del personal docente y al menos el 30% de los empleados y obreros no ha cobrado la primera quincena del mes de marzo.

José Angel Ferreira, vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, declaró en el programa En Contexto que conduce Ricardo Grafe en Unión Radio, que en el país son al menos unas 500 mil personas las que están en esta situación, que es recurrente en todas las casas de estudio. “Hubo gente que no cobró, otras a las que le pagaron incompleto, eso es un despelote. Están perjudicando a todo el país y justamente en plena ola de COVID-19 cuando la gente tiene que darse en sus casas y sin dinero”.

Ferreira critica la desazón que se están generando en la gente. Al mísero sueldo, que en algunos casos no supera los 3 dólares, ahora hay que sumarle que no lo reciban o les llega tarde e incompleto.

La autoridad universitaria recordó que aunque en las casas de estudio hay todo tipo de carencias, al menos la nómina se pagaba a tiempo, algunas veces incluso adelantada. Pero al gobierno se le ocurrió hacer un cambio, que además de improvisado es extemporáneo. Migrar a la plataforma patria no ha sido un proceso organizado.

Lee también:  Profesores de la UC se mantendrán en lucha contra cobros por el sistema patria   

Las universidades se quejaron, pero igual el gobierno lo hizo. Lo que se acordó fue que las casas de estudio continuarían haciendo la nómina y el gobierno la ejecutaría. “Ellos solo tienen que desembolsar el dinero según las nóminas que cada centro de estudios envía.

Por fortuna, una cantidad de bancos logró entrar al sistema, pero otros no, todo fue mu rápido e improvisado. En el caso de la UC, ni el banco Mercantil, ni el Occidental de Descuento, que es por donde cobra el personal, han podido ingresar y la consecuencia es que nuestro personal no ha cobrado en su totalidad. Y no hay opciones, pues la gente no puede cambiar la cuenta de banco, ya que el ser nómina universitaria, estas son autorizadas por el gobierno, lo que representa un proceso.

La improvisación que cuestiona Ferreira tiene un origen. Lo que persigue el gobierno, cuyos funcionarios se escudan en que se trata de una orden presidencial, es apoderarse del remanente de las nóminas.

El remanente aparece cuando un trabajador es suspendido y deja de cobrar. Pero al reincorporarse a su trabajo, se le ingresa nuevamente a la nómina y se le paga con retroactivo de sueldos, prestaciones y todos los beneficios. Esos remanentes están debidamente presupuestados y con seguimiento permanente.

Según Ferreira, el gobierno se va a quedar con todo eso, lo que tendrá como consecuencia que la persona que no cobre a tiempo pasará a otra nómina y van a pasar años para que pueda tener acceso a ese dinero, si es que finalmente lo logra.

Quedarse con esos remanentes tiene un argumento. Es de allí de donde el gobierno aspira sacar los recursos para pagar un aumento de sueldo a partir del 1 de mayo. “Eso no tiene ni pies ni cabeza, porque va en contra de los derechos de la gente. Me llama la atención que a los colegios católicos, que dependen de subsidios, les revirtieron esta orden”.

Te puede interesar:73% del personal de Fe y Alegría aún sin cobrar la quincena por el Sistema Patria

A este nuevo ataque a los trabajadores universitarios se suma el hecho de que las casas de estudio siguen sinpresupuesto para gastos de funcionamiento. El de 2020 a la UC le llegó incompleto y del de 2021 aún no aparece el primer céntimo. Esto implica, según el vicerrector administrativo, que no hay dinero para comprar cosas tan sencillas como teipe, gasoil, reparar los frenos de los autobuses o pagar una resma de papel. “Esto ha sido bastante complejo y ahora tampoco pagan los sueldos”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.