Incautado material de guerra tras balacera ocurrida en La Vega
/ Foto: Cortesía (El Pitazo)

Dos civiles y un delincuente fallecidos, además de la incautación de explosivos, un rifle, un fusil y municiones constituyó el resultado de la balacera ocurrida en La Vega este lunes 14 de junio, un día después del supuesto operativo policial que involucró alrededor de mil funcionarios y culminó con la detención de 38 personas y decomiso de material bélico.

Este despliegue habría ocasionado que el grupo armado que opera en la zona, liderado por alias “el Mayeyas” y la megabanda de la Cota 905, apareciera repotenciado e iniciara un tiroteo contra funcionarios.

Señala la web de El Pitazo que, las mismas garitas en las que el domingo se fotografiaron funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), volvieron a manos de pistoleros que asesinaron a la enfermera Yoraima Margarita Díaz Araujo, de 47 años, y al funcionario de la Contraloría General Guillermo José Gregorio Belisario, de 49 años, ambos vecinos inocentes de lo que sucedía, quienes terminaron alcanzados por balas perdidas al verse en medio de la balacera, a pesar de que corrieron a esconderse para resguardarse.

Los uniformados mataron a uno de los gariteros, cuya identidad aún se desconoce. Hasta las 10:00 a.m. de este martes, familiares de los fallecidos no se habían presentado a la morgue de Bello Monte para retirar los cuerpos.

Orden de ejecución

Por redes sociales circuló información que señalaba a Carlos Calderón, alias “el Vampi”, líder de la megabanda que opera desde la Cota 905, de dar una orden de ejecución de un civil por hora hasta que funcionarios policiales salieran de La Vega, su nuevo dominio.

Sin embargo, fuentes policiales consultadas por El Pitazo desconocían el origen de esta presunta orden. Una fuente extraoficial del Cicpc aseguró que, a inicios de año, cabecillas de este grupo criminal ordenaron no robar ni herir a nadie durante los ataques a la policía, sin embargo, uniformados no descartan un cambio de órdenes para aumentar la presión que ejercen sobre la ley.

Continúan interrogatorios

Mediante una nota de prensa enviada el lunes por el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, se informó de la detención de José Ramón Cabarela Fonseca, de 49 años, justo cuando trasladaba material bélico a Yorfren Guedez, alias “el Mayeya”.

Le decomisaron dos paquetes de explosivos C4, dos detonadores de mecha para explosivos, un fusil marca Harris calibre .50, cuatro cordones detonantes, tres radios portátiles, tres cargadores de pistolas automáticas, municiones de rifle calibre 22,9, dos granadas aturdidoras marca Stun y una granada lacrimógena modelo APG.

Con información de El Pitazo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.