Ramo Verde
(foto cortesía)

Un severo incremento de los casos de gripe que aquejan a los reclusos del Centro Nacional de Procesados Militares, Cenapromil, en Ramo Verde, mantiene en vilo a los familiares, que exigen se realicen las pruebas para determinar si se trata de COVID-19

Desde hace una semana comenzaron los casos de gripe. Se trata de un virus muy fuerte que además de la dificultad para respirar, dolores de cabeza y del cuerpo, los mantiene en estado de angustia ante la inexistencia de medicamentos para el tratamiento. “A ellos les dicen que tomen lo que tengan porque allá medicinas no hay”.

Se conoció que este lunes se comenzarán a practicar los exámenes de PCR, ante el incremento de las gripes. Reclusos de los distintos pisos han presentado cuadros febriles y mucho malestar.

Los familiares exigen hoy que se agilicen las pruebas PCR y que en caso de confirmarse algún caso que se tomen los correctivos de inmediato.

Hace tres semanas se generó otra alarma en Ramo Verde. La llegada de reclusos de la cárcel de Santa Ana, algunos con síntomas de gripe, preocupó al resto de la población reclusa.

La cárcel de Ramo Verde alberga a funcionarios policiales y militares, también a civiles, la mayoría de ellos presos políticos, cuyo acceso a la salud ex prácticamente inexistente. De allí que los familiares exijan a las autoridades que incrementen las medidas de seguridad para garantizar la tranquilidad de la población reclusa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.