COMPARTE

Basyl Macias

@basilisa15

La hipoacusia, o pérdida de la audición, se incrementó en el país en los últimos dos años, a raíz de las epidemias del Zika, chikunguya, y otros problemas virales.

Maricruz González, foniatra audiologo, perteneciente a la Unidad de Otorrinolaringología, Foniatría y Terapia del lenguaje en Carabobo, en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, informó que este aumento se debe que estos virus son muy agresivos cuando se presenta en mujeres embarazadas y se los transmiten al feto.

Otra de las causas más comunes de la hipoacusia -pérdida de la agudeza auditiva- es la exposición al ruido, así como por causas genéticas, complicaciones en parto, enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, entre otras.

La Organización Mundial de la Salud calcula, además, que más de 43 millones de personas de entre 12 y 35 años padecen una pérdida auditiva discapacitante debida a diferentes causas: Casi el 50% a consecuencia del uso de dispositivos de audio personales como reproductores de MP3 y teléfonos inteligentes; y alrededor del 40% están expuestos a niveles de ruido potencialmente nocivos en clubes, discotecas y bares.

Y de las 360 millones de personas en el mundo que la padecen, 32 millones son niños, cuando el 60% de la pérdida de audición en este sector tan vulnerable es prevenible.

La doctora Maricruz González, también especializada en terapia del lenguaje, detalló que la audición normal en decibeles sería de 0-25; de 26 a 50 determinaría una hipoacusia o sordera leve, posteriormente moderada; sobre 60-70 se trataría de una afección moderadamente severa a severa; y por encima de 70-80 sordera total.

Antes, la hipoacusia se relacionaba con estratos sociales bajos, pero ahora se presenta en todos los niveles. Y se clasifica de origen conductivo, cuando se presenta la afección del oído medio (membrana timpática y la cadena de los huecesillos), por razones congénitas. Y los neurosensoriales, cuando se afecta el oído interno por procesos infecciosos.

Y como hoy día, los padres son muchos más acuciosos, ya antes del año de edad se están dando cuenta que el niño tiene problemas de audición. Por este parámetro, aconseja la especialista que antes de esta edad  se le debe realizar al niño un screening auditivo, para ver cómo está el estado coclear y de las vías auditivas a nivel del cerebro y hacer una evaluación cada tres meses, para ver si la enfermedad progresa o mejora.

-Cuando se presenta de manera leve, la hipoacusia o pérdida de audición se puede mejorar, pero en la profunda ya no es posible, porque la coclea no se puede restaurar por sí sola, detalló la especialista.

Importante, la prevención de cuidar esa coclea, para mantenerla sana con medicación. Incluso en adultos, hay medicamentos del cáncer que pueden ser perjudiciales para el oído y producir tinnitus o zumbidos. Cuando se manifiestan estos síntomas, hay que acudir al especialista para evitar el daño de ese coclea.

En los niños, no es tan fácil esta terapia. Pero, se le puede aplicar la estimulación auditiva, para que a través de sonidos de alta intensidad y media,  a ese niño le sea atractivo girar la cabeza para escuchar. Aunque los infantes en los primeros años son más visuales que auditivos.

La buena noticia, dependiendo de lo que la produzca la hipoacusia es reversible. Si es neurosensorial no se podría porque la cóclea no se puede regenerar por sí sola, pero cuando es conductiva podemos mejorar la apariencia de la membrana timpática o en caso de una otitis media, detalló la doctora González.

Aunque para los casos de hipoacusia severa está la alternativa de los implantes cocleares, que seria como un oído biónico, con lo cual la persona puede recuperar la audición.

Y para mantener una adecuada higiene de este órgano tan importante, la doctora González ofreció una serie de recomendaciones, que se pueden escuchar y ver en la entrevista completa por nuestro canal youtube y nuestra página web www.el-carabobeno.com, en nuestro programa Por Tu Salud, conducido por Ana Isabel Laguna.-




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.