Nueva Delhi vivió este otoño (boreal) días de una intensa contaminación, que dejó a la capital atrapada bajo una gran niebla tóxica.
COMPARTE

El deterioro de la calidad del aire en India hace de su atmósfera una de las más mortíferas del mundo, igualando a China en número de muertes provocadas por la contaminación, señaló un estudio publicado este martes.

La contaminación del aire es la responsable de 1,1 millón de muertes prematuras cada año en India, un nivel igual al de su vecino chino, según un estudio conjunto de dos institutos estadounidenses de investigación sanitaria.

Mientras que el número de muertos en China se estabilizó en los últimos años, en India ha crecido rápidamente. La concentración de partículas en suspensión sobre sus grandes ciudades está a menudo por encima de los límites recomendados para la salud.

Los fallecimientos relacionados con las partículas en suspensión PM2,5, han pasado de 737.400 en 1990 a 1,09 millones en 2015, un aumento de casi un 50%.

Por su pequeño tamaño, estos finos componentes penetran el organismo hasta instalarse en los pulmones, acentuando los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de cáncer de pulmón.

Las medidas anticontaminación en China, que se disputa con India el título de la nación más contaminada del mundo, han permitido estabilizar en general las muertes relacionadas con el “smog” desde 2005.

Nueva Delhi vivió este otoño (boreal) días de una intensa contaminación, que dejó a la capital atrapada bajo una gran niebla tóxica.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.