COMPARTE

Durante la gestión del director de la Policía Municipal de San Joaquín, comisario jefe Antonio López, quien este martes se desligó del cuerpo de seguridad municipal, el índice delictivo disminuyó en un 90 por ciento.

López rindió un balance de la gestión del año 2016, cuando fueron realizados mil 305 procedimientos, al menos 310 corresponden a diversos delitos, como, robo agravado, alteración de orden público, resistencia a la autoridad, recuperación de armas de fuego, chequeo de vehículos, entre otros. Unos 995 procedimientos corresponden a violencia de género.

Durante el 2016, más de 87 bandas delictivas fueron desarticuladas.

El comisario destacó que entre grupos hamponiles desarticulados se encuentra el Tren del sur de Aragua, El Pepito, El Gordo, El Chupacabras, Los Moteros, El Cabezón, Los Choperos, El Mapa, El Chucho, Los Adolescentes, Los Escolares, Los Orientales y Los Guaros, quienes se dedicaban a cometer homicidios, robos, secuestros, extorsiones y tráfico de drogas.
Durante la gestión de López el año pasado, 31 personas fueron capturadas por porte ilícito de arma de fuego, 15 por robo agravado y 10 personas solicitadas.
López destacó que fueron recuperadas 31 armas de fuego, 12 armas blancas y ocho facsímiles, así como 29 vehículos y 18 motocicletas.
El comisario mencionó que los funcionarios de la policía municipal actuaron efectivamente en cinco secuestros, 14 hurtos, 18 robos de vehículos, 15 de contaminación sónica y seis asaltos a transporte público.

Antonio López destacó que en el año 2014, cuando tomó las riendas de la policía municipal, se encontró con un municipio donde predominaba la anarquía, la contaminación sónica, la violencia, el desorden, la falta de disciplina y supervisión en unidades colectivas, y luego de corregir las fallas en estos sectores, conjuntamente con la comunidad y los funcionarios, disminuyó considerablemente el índice delictivo.

El municipio San Joaquín, pasó de ser uno de los más peligrosos del país, a ser uno de los más tranquilos del estado Carabobo. En San Joaquín ocurrían al menos 25 homicidios al mes, ahora solo ocurren dos o tres, tras enfrentamiento con efectivos policiales.

López manifestó que de los pocos homicidios ocurridos en el municipio, dan con la captura o muerte de los homicidas.

Desde el 2014 cuando el comisario jefe tomó posesión de la policía iniciaron trabajos de inteligencia social entre los funcionarios y los integrantes de la policía, ligados a los cinco cuadrantes de seguridad que hay en la jurisdicción.

Durante la gestión de López, los funcionarios realizan revisión de los vehículos en los puntos de control en todas las vías de acceso al municipio para evitar que ingresen maleantes o vehículos robados.

Desde el 2015 los efectivos de la policía municipal realizan trabajos mancomunados con los integrantes de la comunidad, a través de redes sociales, arrojando resultados favorables.

López aspira continuar contribuyendo a la seguridad del estado y estima que Carabobo sea un ejemplo de máxima seguridad en el país. Posteriormente aspira que las medidas de seguridad implementadas en San Joaquín sean aplicadas en todo el territorio venezolano.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.