foto referencial.

La voracidad fiscal que existe desde hace tiempo en el país que se evidencia tras la finalización  de lo que llamamos renta petrolera por el quiebre evidente de Pdvsa en 2017 y la desaparición del bolívar, fueron cuestionadas por Bernardo Calvo, presidente de la Cámara de Artesanos, Pequeños y Medianos Industriales (Campi) del estado Miranda.

Calvo destacó que “no se puede sostener el tamaño del Estado que teníamos, financiado por la renta petrolera como cuando creció por allá en 1974, de lo que queda del sector privado nacional”.

En entrevista a Ginette González y Andrés Rojas en el programa 2 + 2 de Unión Radio, aseveró que “el llamado es a reducir el Estado tanto a nivel nacional como municipal”.

Principios tributarios

Destacó que quedan muy pocas industrias y comercios para tratar de mantener al Estado a través de los impuestos “que nos quieren extraer ya ilegalmente, sin ponerle atención al artículo 316 constitucional que no es otra cosa que la adopción de los principios internacionales tributarios”.

Criticó que la voracidad fiscal también se esté aplicando en los servicios públicos. “Lo que hay es un Estado que en lugar de reducir su tamaño está tratando se sostenerse sobre la quiebra de lo que queda del sector productivo”.

Por su parte, Rusvel Gutiérrez, presidente de la Cámara de Comerciantes Industriales y Aduaneros del estado Vargas, resaltó que actualmente existe un gran problema ante los 4 mil 885 productos exonerados del impuestos de importación cuya vigencia se extiende hasta el 30 de noviembre de 2021. “Esperamos que pueda haber una prórroga o un nuevo decreto que incluya o excluya algunos productos”.

Agregó que la mitad de esos productos van para el sector comercial y la otra para el industrial pero, no obstante, “tenemos que hacer planificación de importaciones hasta con un año de anticipación para poder tener los productos en territorio nacional”.

Explicó que debido a la pandemia se están registrando retrasos internacionales en las entregas ante la crisis de los contenedores. “Cuando llegan esos productos obviamente ya vienen con un recargo por gastos operativos y de seguros que ha originado esa crisis”.

“Si no hay exoneración, ese tipo de aumento en los fletes para traer esos productos incide en los impuestos para declarar en al aduanas, es inflacionario, y es por eso que muy pocos industriales y comerciantes están apostando a las importaciones por la demora y el encarecimiento de los productos”, detalló.

Con información de Unión Radio 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.