COMPARTE

Basyl Macías

@basilisa15

Los oídos son la ventana hacia una vida llena de sonidos y sensaciones. Por eso, al igual que el resto de los sentidos, es importante su cuidado desde edades tempranas.

La pérdida auditiva ha ido creciendo y su incidencia también se asocia a la contaminación sonora y uso de equipos con audífonos que afectan el buen funcionamiento del órgano de la audición.

Aunque predominan razones congénitas debido a factores genéticos, enfermedades infectocontagiosas en la madre embarazada, bajo peso al nacer, sufrimiento fetal; o adquiridas, dadas por infecciones otológicas, uso de medicamentos ototóxicos, traumatismos craneales, meningitis, parotiditis, sarampión y exposición a ruidos, entre otras. Estas causas tienden a presentarse en las personas adultas, también por la propia degeneración que va sufriendo este órgano, observándose cada vez más temprano en individuos de 40 años, informó Aura Rivera, médico adjunto del Servicio de Otorrinolaringología de la Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera”.

Y de acuerdo a la clasificación del trastorno, requerirán de audífonos o implantes cocleares. Cuando es severo, es cuando requerirán de este dispositivo, que se debe colocar después del primer año de nacido y antes de los 6 años.

Detalló la especialista que a pesar de las adversidades éste es uno de los pocos hospitales públicos del país donde se cuenta con el recurso humano necesario, especialmente en el Hospital Pediátrico “Dr. Jorge Lizarraga”,  que posee los equipos médicos que se requieren para hacer estas cirugías. En Carabobo, el año pasado llegaron a realizarse cerca de 20 implantes, según estadísticas del servicio de ORL.

Agregó Rivera, que la audición puede ser evaluada desde el nacimiento a través de signos clínicos dados por respuestas conductuales ante el sonido e indirectamente con el desarrollo del lenguaje.

 “Lo primero que deben hacer los padres si sospechan de esta patología es, primeramente acudir a una cita con el otorrinolaringólogo o el otoneurólogo, y luego de tener su historia clínica y diagnóstico de la deficiencia, se le hacen estudios complementarios para saber si ese  paciente es candidato a este tipo de cirugía deben cumplir ciertas condiciones. Lo ideal es que sean prelocutivo.”

Se refiere a personas con sordera previa a la adquisición del lenguaje (niños menores de seis años); con un hipoacusia (lumbral auditivo) mayor de 80 decibeles y neurosensorial.

El implante se puede manejar a través de fundaciones  para aquellos pacientes que no cuentan con los recursos económicos para el implante.

La entrevista completa véala a través de nuestro portal web: El Carabobeño Radio, en el programa Por Tu Salud con Ana Isabel Laguna




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.