El infectólogo Julio Castro. (Foto Cortesía)

El médico infectólogo Julio Castro, quien es uno de los integrantes del Plan País en materia de salud, se pronunció este jueves sobre el informe emitido por el World Malaria Report (WMR) 2019 donde Venezuela evidencia un aumento del 209% de esta enfermedad en el país durante los últimos cuatro años.

Castro alertó que con esas cifras, el país retrocedió a niveles registrados en 1940 cuando no existía tratamiento alguno contra ese padecimiento e indicó que desde el año 2007 se viene contabilizando un aumento sostenido en los casos donde el incremento duplicaba la cifra del periodo anterior. Sin embargo, en 2018 este fenómeno no se registró al contabilizar en ese estudio los casos primarios, que es aquella persona que se contagia por primera vez de malaria.

El médico advirtió que si se le suma a los pacientes reincidentes en esta enfermedad, los casos en Venezuela alcanzan 1.500.000 que “no son económicamente activos” porque mientras están en el proceso de recuperación, no pueden trabajar y por ende la productividad del país se disminuye drásticamente.

Manifestó que 2019 podría cerrar Venezuela con casos de dengue entre 60 mil y 70 mil personas, que aunque es una cifra elevada, no se compara con el número resultante por malaria.

Señaló que aunque el 60% de los casos de esta enfermedad, transmitida principalmente por el mosquito anopheles, se registran en el municipio Sifontes del estado Bolívar – que es donde se registra la mayor cantidad de actividad minera del país-. Sin embargo, el problema que subyace es que muchos ciudadanos de todas las regiones de la nación acuden a practicar la minería para tener para comprar comida. Allí pueden contagiarse y llevar la malaria a lugares donde no se tenía registro desde hace décadas.

En ese sentido, declaró que estados como Vargas y Miranda ya hay focos de este padecimiento “que puede tardar hasta 20 años en apagarse” y por ello, dijo que el problema ya no es solo por falta de antimaláricos o de mosquiteros, sino de “seguridad nacional”. Indicó que el Estado, al no tener el control de la zona debido a que el mismo lo tienen las mafias del oro, no pueden ejercer trabajos en materia sanitaria.

Calificó de “inadmisible” que no exista presupuesto asignado por parte del Estado para combatir la malaria y denunció que los medicamentos que se usan para batallar contra el parásito fueron traídos por el Fondo Global y desde hace algunos años, no se hace inversión en esta materia porque lo trabajan con las donaciones.

Según el WMR, hay 500 mil casos nuevos en Venezuela y de acuerdo a Castro, representa el 50% de lo que se registra en el continente americano y además agregó que esos niveles son comparables con los que se evidencian en naciones africanas.

Con información de Tal Cual




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.