La población estudiantil de la Universidad Experimental del Táchira y la Universidad de Los Andes núcleo Táchira, ha llevado a cabo trabajos de mantenimiento a las instalaciones de ambas casas de estudio, debido a la carencia de recursos destinados a conservar el buen estado de los campus.

De acuerdo a la nota de periodística publicada por el diario La Prensa del Táchira, Omar Pérez Díaz, quien es coordinador académico de la ULA, detalló que la pandemia causada por el coronavirus ha deteriorado considerablemente las instalaciones de las universidades. Esto llevó a los miembros de la comunidad estudiantil a buscar alternativas para evitar daños irreversibles, y de esta manera comenzaron los trabajos de embellecimiento por iniciativa propia.

Aunado a esto, se han efectuado diversos robos dentro de la institución por parte de delincuentes, en los que se han perdido material importante para el funcionamiento de las facultades: cables, bombillos e inclusive artefactos eléctricos que se ubicaban dentro de las oficinas.

“Los estudiantes están realizando actuaciones en pro de mejorar los espacios, entre ellos, arreglar las carteleras, limpiar algunas áreas, los pasillo, entre otros, con el fin que se mantenga y no se vea deteriorada” aseveró Pérez Díaz.

Asimismo, el coordinador académico de la ULA, pidió apoyo por parte del sector privado, con el objetivo de poder costear las necesidades de las casas de estudio, que además tienen previsto iniciar las actividades académicas próximamente.

“Algunos comerciantes de la empresa privada, han otorgado una ayuda, la cual ha servido para dársela a los vigilantes, quienes han recibido un mercado para compensar el esfuerzo que hacen, ya que lo que ganan se les va en el pasaje” señaló, al hacer referencia a la gobernación estatal y un supermercado, quienes serían las entidades que han contribuido recientemente.

Cabe destacar que debido a los hechos vandálicos que han tenido lugar en la casa de estudios, algunas de las zonas internas no cuentan con servicio eléctrico. Uno de estos sitios es el edificio D, que fue saqueado por delincuentes que sustrajeron elementos esenciales para el funcionamiento de la luz.

“Dejaron fuera de utilidad este espacio que albergaba posgrado, laboratorios, entre otros, ya que fueron saqueados por estas personas” señaló Pérez Díaz.

Los espacios deportivos perdieron la capacidad para ser utilizados de noche, debido a que también hurtaron los faros de luz de esas zonas.

Leer nota completa en La Prensa del Táchira




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.