Por los delitos de instigación pública e instigación al odio fue imputado el periodista Darvinson Rojas, detenido el pasado 21 de marzo en su residencia por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES-PNB)

Fue una audiencia clandestina e ilegal, afirmó en su cuenta en Twitter el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa. “La fiscalía imputó también terrorismo, pero el cargo fue desestimado”.

A la casa de Darvinson Rojas llegó el lunes en la noche una comisión de las FAES. Alegaban haber recibido una llamada que notificaba que en esa casa había un caso de coronavirus. El periodista no les creyó y alertó por sus redes sociales lo que ocurría. De inmediato se hizo tendencia el asedio al comunicador, que horas antes había tuiteado algunas cifras relativas a los contagios por coronavirus que molestaron a funcionarios del régimen. Estos tuits le costaron su libertad.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.