Un nuevo logro. Los 40 integrantes de la Promo XXI del Colegio Los Robles egresaron como bachilleres de la República, en un acto pleno de calidez y emotividad realizado este miércoles en los espacios del plantel.

El compañerismo fue una característica de esta promoción a lo largo del tiempo. La distancia no logró destruir el nexo forjado a base de sinceridad y una amistad verdadera. Andreína Calmon fue una integrantes destacada de esta promoción, que hoy está ausente. Ella fue seleccionada por los jóvenes de la sección A para pronunciar unas palabras en su nombre. Desde España envió un mensaje a sus compañeros, que fue leido por Astrid Albornoz. Recuerdos, vivencias, pero sobre todo una invitación a seguir adelante, construyendo futuro, fueron parte de sus reflexiones.

Andreína quiso demostrarl a sus compañeros que recordar es vivir. “Quiero que siempre conserven todas estas vivencias, sin importar el rumbo que decidan tomar en el futuro”.

Ella hoy está en España, pero sabe que los que se quedan en el país, seguirán luchando con mucha fuerza, fe y valentía por construir la Venezuela que todos anhelamos y merecemos, “Quienes muy pronto se irán, deben tener siempre presente de dónde vienen, pues sólo así sabrán a dónde van. Es nuestra responsabilidad enaltecer el nombre de nuestro país y demostrarle al resto del mundo lo que realmente significa ser venezolanos: ser personas amables, inteligentes, trabajadoras, felices, de corazones grandes”.

También les aconsejó que hagan lo que les apasione, lo que los impulse a ser mejores y a dejar huellas en muchas personas. “Encuentren algo que les dé vida y dedíquense a eso, algo que los llene de bienestar, no sólo de dinero. Y nunca, nunca olviden que el conocimiento puede que te haga competente, pero la bondad es lo que realmente te hace grande”.
En su discurso, la joven les deseó a sus compañeros la valentía y la fortaleza suficiente para salir de su zona de comodidad en busca de eso que tanto anhelan, y que no se detengan hasta conseguirlo. “Les deseo la determinación suficiente para que decidan ser felices a partir de ahora, sin importar lo que esté sucediendo afuera. Les deseo que sepan valorar cada logro sin importar su tamaño, que sean capaces de levantarse después de cada fracaso, y que logren superar cualquier dificultad con entusiasmo y sabiduría.

Les deseo que aprendan a encender su propia luz cuando parezca que sólo hay oscuridad, que logren ser conscientes de que el camino es mucho más importante que el destino, y que disfruten plenamente de este viaje tan fascinante llamado “Vida”, de esta gran aventura que sin duda alguna merece ser vivida, de este sendero en donde nos tocó coincidir para escribir juntos una historia que hoy se termina, pero que seguramente quedará grabada en nuestros mejores recuerdos.”

Finalmente mostró su esperanza de que pronto celebremos en grande cuando volvamos a vernos en cualquier parte del mundo, pero con un poco de suerte, en una Venezuela libre.

Astrid Albornoz, quien ocupó el cuarto lugar en la lista de mejores promedios, leyó el discurso enviado desde España por Andreína Calmón.

En representación de los graduandos de la sección B, Miguel Márquez agradeció a sus padres, “quienes nos hicieron las personas que somos hoy en día”. También al director Carlos Ortiz, por su paciencia, sabiduría honestidad y cariño.

Su mensaje fue claro: “Estamos a un paso de convertirnos en adultos y comenzar a vivir la verdadera vida. Pero preocupémonos por el presente, el futuro ya vendrá. Es extraño ver hacia dónde hemos llegado, es raro ver en dónde estamos. Un día estás entrando a primaria, ansioso por conocer a tus nuevos amigos, y al otro estás saliendo del lugar que se convirtió en tu hogar y empiezas a despedirte de quienes se convirtieron en tu nueva familia. Hoy estamos aquí, reunidos a punto de despegar”

Tras recordar a sus compañeros que hoy están en otro país y que a pesar de la distancia siempre formarán parte de la promo XXI, Miguel rememoró momentos importantes de este grupo de estudiantes: “Aquí es donde el capítulo termina y donde comienza uno nuevo. Hoy el colegio se despide de la promoción que hizo la mejor presentación de gaitas; de la primera y única promoción que logró a pesar de todas las cosas realizar el primer modelo de Naciones Unidas en la historia del colegio, con un Senior Staff inigualable. Juntos logramos cosas impresionantes.

Para él, la parte más difícil es cuando se sabe que todos los años que estuvieron en el colegio están terminando. “Pero siempre los recordaremos como la mejor etapa de nuestras vidas. Ahora se pasa la página, las historias que escribiremos serán increíbles, nunca antes vistas y podremos decir con orgullo de donde venimos”.

El graduando invitó a sus compañeros a nunca rendirse para alcanzar lo que quieren. “El trabajo de hoy es el éxito del mañana”.

Miguel Márquez invitó a los graduandos a no rendirse para alcanzar lo que quieren

El director del Colegio Los Robles, Carlos Ortiz Guinand, reflexionó en torno al valor de los integrantes de esta promoción, a quienes exhortó a segurise esforzando para alcanzar nuevas metas en esta etapa que recién emprenderán.

Carlos Ortiz, director del Colegio Los Robles

A las intervenciones siguió la entrega de las acreditaciones como bachilleres de la República, por parte del director Ortiz, acompañado por Tatiana Abdalá, coordinadora de Inglés; Ana Aurora de Suárez, coordinadora de bachillerato; Maiglín Rodríguez, profesora guía; y María Luisa Ortiz, coordinadora de primaria.

Durante la actividad se entregaron reconocimientos a los mejores cuatro promedios de la promoción. Ellos fueron Andrés Santana, en el primer lugar; Aniella Tellería, segundo lugar; y Ana Suárez y Astrid Albornoz, en el tercer y cuarto lugar, respectivamente.

Aniella Tellería, segundo mejor promedio; Andrés Santana, quien ocupó el primer lugar; y Ana Suárez, tercer mejor promedio.

La emotiva celebración culminó con un brindis en el que los presentes expresaron sus mejores deseos para el futuro de estos nuevos bachilleres.

Una misa para dar gracias a Dios

La víspera, la Iglesia San Antonio fue el escenario donde alumnos, padres y representantes se reunieron para agradecer a Dios por este nuevo logro.

Las lecturas bíblicas por parte de los alumnos Andrés Santana, María José Pérez, Daniel Salazar precedieron la intervención del sacerdote, Gustago Lozano, quien los invitó a seguir sus pasos de la mano de Dios, a actuar con humildad y bondad para seguir cosechando éxitos.  Las lecturas de Ana Suárez y Aniella Tellería le siguieron.

Ofrendas, cantos y oraciones llenaron el ambiente de emoción y felicidad ante este nuevo logro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.