Gustavo Arribas, jefe de Inteligencia de Argentina. (EFE)
COMPARTE

La Fiscalía argentina abrió hoy una investigación a raíz de una denuncia del jefe de Inteligencia de Argentina, Gustavo Arribas, contra el operador financiero brasileño Leonardo Meirelles por “falso testimonio”, después de que el cambista lo acusara de cobrar sobornos a la constructora Odebrecht.

El fiscal federal Jorge Di Lello aceptó hoy iniciar la investigación, tal y como confirmó a Efe, pero todavía no calificó los hechos que le imputa el denunciante, debido al estado “temprano” de la causa, que quedó a cargo del juez Claudio Bonadio.

El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) presentó un escrito la semana pasada en el que acusaba de “cohecho” y “falso testimonio” al operador financiero, que está condenado por la causa de corrupción conocida como “Lava Jato” y que acusó a Arribas de haber recibido sobornos de Odebrecht por valor de 850.000 dólares.

Meirelles reiteró en los últimos días ante la Justicia argentina que el jefe de Inteligencia argentino recibió esa cantidad por parte de la constructora antes de asumir el cargo, en diciembre de 2015, algo que Arribas rechazó rotundamente en la denuncia.

“He dicho reiteradamente que Meirelles miente y que con su intervención no elegida por mí solo he recibido una transferencia bancaria”, expuso en el texto sobre la única transacción que admitió haber percibido, un pago de 70.500 dólares por la venta de bienes muebles.

El periplo judicial que afecta a Arribas viene de largo: en marzo, el juez federal Rodolfo Canicoba desestimó una denuncia contra él basada en una investigación publicada en el diario La Nación, que afirmaba que el titular de la AFI recibió en 2013 un pago de 600.000 dólares.

Según la investigación, Meirelles transfirió ese monto en cinco giros a una cuenta de Zúrich perteneciente a Arribas, desde la cuenta de una sociedad controlada por él y “calificada por la justicia brasileña como ‘empresa de fachada’, destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión”.

La Cámara Federal confirmó el sobreseimiento de la denuncia, pero la Procuraduría de Investigaciones Administrativas apeló el cierre de la causa.

Arribas, negó en su momento tener relación con Odebrecht, empresa en la que Meirelles trabajaba como operador y aportó un informe en el que solo aparece una transferencia de casi 70.500 dólares, que atribuyó a parte de un pago por la venta de un inmueble -ahora asegura que fue por la venta de bienes muebles-.

Además, aseguró que no fue él quien eligió al operador financiero Meirelles para que le efectuara el pago por la vivienda, sino que fue elegido por el comprador de la casa de la que él se desprendió.

Arribas (58) fue uno de los fundadores de Haz Sport Agency, una agencia de representantes de jugadores de fútbol, y se convirtió en el jefe de inteligencia en diciembre de 2015, con la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia argentina, a quien el funcionario arrenda un piso. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.