He seguido con mucha preocupación el desarrollo del debate sobre nuestro Instituto de Previsión Social. Y esta circunstancia me ha motivado a escribir las siguientes líneas:

En primer lugar considero inapropiado el lenguaje con el que se desarrolla el intercambio de ideas. Nuestra condición de docentes universitarios debe marcar el horizonte, la línea y los términos del debate, dentro de los principios del respeto y la tolerancia, sin menoscabo de los principios y valores que orientan nuestro pensamiento y nuestra reflexión.

En segundo lugar rechazo las descalificaciones que se han arrojado sobre los colegas involucrados en el debate. Debatimos y confrontamos ideas, pareceres u orientaciones, llevar el debate a la descalificación personal, es sin duda una práctica reñida con los valores democráticos y el respeto a la persona.

En tercer lugar insisto por la instauración de un modo de decirse las cosas ubicado en la tolerancia y el respeto, no enlodemos el ser universitarios.

En cuarto lugar quiero dejar constancia clara de mi apoyo a las propuestas del profesor Victor Reyes Lanza, excelente académico de limpio proceder y de evidente idoneidad para dirigir nuestra institución.

Finalmente quiero consagrar que ésta, mi libre decisión, está animada del mayor respeto al actual presidente de IPAPEDI, ya que fui yo quién primero propuso su candidatura en el período pasado.

Me anima el propósito de contribuir a la elevación del discurso, no olvidemos que somos universitarios.

*Ex rector de la Universidad de Carabobo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.