El presidente iraní, Hasan Rohaní. (EFE)
COMPARTE

El presidente iraní, Hasan Rohaní, subió hoy el tono de sus amenazas para igualar a su homólogo estadounidense, Donald Trump, a quien advirtió con una “rápida” retirada del acuerdo nuclear en caso de nuevas sanciones.

El cruce de acusaciones y medidas de represalia ha sido continuo en la última semana, cuando Irán ha aprobado un plan contra las sanciones estadounidenses que implica reciprocidad y un aumento en los presupuestos para sus programas militares.

Harto de las frecuentes amenazas de Trump de romper el pacto nuclear -firmado en 2015 entre Irán, EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania-, Rohaní decidió en su discurso ante el Parlamento responder con la misma moneda.

El mandatario iraní recordó a Trump que “la experiencia fracasada de sanciones trajo a sus anteriores administraciones a la mesa de negociaciones” para firmar el llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en inglés).

“Si quieren regresar a esa experiencia, en un tiempo corto, no en un plazo de semanas o meses sino en días u horas, regresaremos a una situación mucho más avanzada (a nivel nuclear) que en el momento de inicio de las negociaciones”, subrayó.

Rohaní no es el primer responsable iraní que advierte de que Irán está preparado para restaurar su programa nuclear rápidamente si alguna de las partes viola el JCPOA.

El pacto supuso el levantamiento de las sanciones internacionales contra Irán a cambio de una limitación del programa atómico de Teherán, que siempre defendió su uso civil aunque otros países temían el desarrollo de armas nucleares.

Washington ha impuesto en los últimos meses varias tandas de sanciones contra entidades e individuos iraníes relacionados con el programa de misiles balísticos de Teherán y con el apoyo a grupos como el libanés Hizbulá.

A pesar de que estas medidas no están ligadas a las actividades nucleares, las autoridades iraníes consideran que violan el JCPOA, al tiempo que aseguran que sus misiles no están diseñados para portar armas nucleares.

Además, Trump dijo recientemente que Irán había violado el “espíritu” del acuerdo, a lo que Rohaní replicó hoy que la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha reconocido en siete informes que Irán respeta el pacto.

“Irán ha cumplido con sus compromisos y seguirá de manera seria cualquier violación por parte de los demás y responderá en concordancia”, apostilló.

Hace solo dos días, el Parlamento iraní aprobó por unanimidad un proyecto de ley en represalia a las últimas sanciones estadounidenses, que otorga un presupuesto de 500 millones de dólares para el programa defensivo del país.

La mitad de ese monto será destinado a las Fuerzas Armadas para expandir el controvertido programa de misiles y el resto, repartido entre los Ministerios de Defensa, Inteligencia y Exteriores.

Asimismo, para proteger a los Guardianes de la Revolución, blanco de sanciones estadounidenses, y luchar contra el terrorismo, el texto asigna 250 millones de dólares a la Fuerza Al Quds de este cuerpo de elite.

El texto apunta también que Irán no otorgará visados a ciertos individuos y entidades estadounidenses, cuyas cuentas y propiedades en Irán serán bloqueadas o confiscadas.

Los futuros sancionados -sus nombres se darán a conocer más adelante- han dado apoyo armamentístico, político o financiero a grupos terroristas como el Estado Islámico (EI) y al régimen de Israel.

El presidente del Parlamento, Ali Lariyaní, alertó de que esta decisión es “el primer paso de Irán” contra EEUU, al que seguirá la implementación de otras 16 medidas aprobadas por el comité supervisor del acuerdo nuclear.

La tensión entre Irán y EEUU, que no mantienen relaciones desde 1980, ha escalado tanto en el plano de la retórica y las sanciones como en las aguas internacionales del golfo Pérsico, donde se han registrado varios incidentes este verano.

Solo desde comienzos de agosto, el Comando Central de las Fuerzas Navales de EEUU ha denunciado que dos drones -el último el domingo- se aproximaron a sus navíos o aviones de modo “peligroso y poco profesional”, una denuncia considerada infundada por Teherán.

Además, en el mes de julio, buques estadounidenses efectuaron en dos ocasiones disparos de aviso contra embarcaciones iraníes por sus supuestos acercamientos, unas acciones que encienden el ya de por sí explosivo ambiente entre ambas naciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.