(Foto archivo)
COMPARTE

La República Dominicana quedó hoy paralizada como consecuencia de Irma, de categoría 5, la máxima, el huracán más poderoso que ha amenazado al país caribeño desde el paso de David en agosto de 1979.

Las playas de las turísticas Puerto Plata y Samaná, en la costa noreste, y Punta Cana (este) lucen desiertas, ya que las lluvias y las fuertes olas obligaron a los turistas a guardar los bañadores.

En Puerto Plata las calles están despejadas, la mayoría de los establecimientos comerciales están cerrados y solo se observan agentes de la Policía Nacional y socorristas.

Literalmente desierta amaneció Santiago, la segunda ciudad en importancia del país, que, sin embargo, se fue activando a causa de las inundaciones provocadas por las intensas precipitaciones, lo que obligó a la movilización de un mayor número de personal de socorro.

También decidieron quedarse en casa los capitalinos, por lo que las calles de Santo Domingo, habituada al tráfico infernal, lucen desiertas y muy pocos comercios se animaron a abrir las puertas.

Muchos son los dominicanos que han aprovechado el día para jugar dominó, una práctica habitual en familias de este país en jornadas festivas, mientras que otros, incluyendo evacuados, se han tomado las cosas con mucho humor, y los memes y chistes sobre Irma, cuyos efectos, de momento, han sido menores a los previstos, inundan las redes.

Desde principios de esta semana, sobre todo los residentes en la capital y Santiago, empezaron a abastecerse de alimentos, agua, combustibles, linternas y pilas, contrario a otros años que tomaban estas acciones en el último momento e, incluso, muchos no lo hacían, ya sea por falta de recursos o por desconocimiento.

El Gobierno, declarado el sesión permanente desde el pasado lunes, suspendió la actividad laboral, tanto pública como privada, para la jornada de hoy, y no hay docencia hasta el lunes.

Todas las sucursales bancarias estarán cerradas este jueves, al igual que los supermercados y algunas gasolineras.

En algunos hoteles de Santo Domingo se observa un mayor movimiento, después de que, por motivos de seguridad unos 7.500 turistas que estaban alojados en complejos turísticos de Samaná, Punta Cana y Puerto Plata fueran traslados a establecimientos hoteleros tanto a la capital como de Santiago.

Así, hoteles urbanos que suelen acoger a un público más de negocios están completos a pesar de las cancelaciones que se produjeron cuando Irma puso rumbo al Caribe, es el caso de uno de los establecimientos ubicados en el Malecón de Santo Domingo.

El gerente de seguridad de uno de esos hoteles, José Marte, señaló a Efe que han recibido a unos 150 huéspedes de Punta Cana y Bávaro.

El lobby, efectivamente, está mucho más concurrido de lo normal, y muchos turistas, en chanclas y pantalón corto, se concentran en la puerta para “disfrutar” del espectáculo, aunque como parte del protocolo de seguridad se les recomienda no abandonar las instalaciones.

A medida que el huracán se fue moviendo por la costa norte del país, se fue incrementando el número de personas en los albergues, donde ya se alojan 4.281 personas mientras que otras 2.526 se han trasladado a casas de familiares.

La mayoría de los evacuados reside en viviendas situadas junto a ríos, arroyos o cañadas y muchas de ellas, las cuales han resultado afectadas, están construidas de madera y zinc.

El ojo del huracán Irma se mueve hoy sobre el norte de la costa de La Española (República Dominicana y Haití) y el sureste de Bahamas, tras haber dejado ya atrás Puerto Rico, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

El extremadamente peligroso Irma mantiene vientos máximos sostenidos de 285 kilómetros/hora y se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 26 kilómetros/hora.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.