Foto Archivo
COMPARTE

La sociólogo Isabel Pereira, coordinadora del Observatorio de Derechos de Propiedad del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad) sustentó en estudio realizado que el cierre del seminario de El Carabobeño “constituye un intento oficial por “silenciar” a los medios de comunicación social.

La estudiosa del comportamiento del ser humano en la sociedad realizó una investigación exhaustiva en relación a la salida de circulación del Diario Del Centro (DDC) que denominó “El Zarpazo”, en la cual hace seguimiento al impreso que se mantuvo activo por espacio de más de ochenta años, pero ante la imposibilidad de adquirir papel para su impresión , gracias al monopolio que ejerce la Corporación Alfredo Maneiro en manos del Gobierno Nacional obligó al rotativo regional cerrar sus publicaciones diarias el 17 de marzo de 2016. Sin ánimo de desmayar en su labor informativa,  El Carabobeño se reinventó otra posibilidad de  estar en contacto con la comunidad con la publicación de un semanario que salió a la luz a  finales de septiembre del año pasado, pero ante la insistencia del régimen de impedir el acceso a la compra del papel, la nueva publicación fue silenciada la semana pasada.

Para Pereira “este proceso es otro paso para alcanzar la “hegemonía comunicacional” inherente a todos los sistemas socialistas y que en 2007 fue enunciado abiertamente por el entonces ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra.

La socióloga detalló otras medidas tomadas por el Gobierno nacional en la última década para lograr esta hegemonía, entre las que destacan un marco legal que incluye la Ley de Comunicación Popular, la reforma a la Ley Resorte y al Código Penal; la ampliación de la plataforma de medios gubernamentales y, por último, la utilización con fines de censura, del comercio de las bobinas de papel prensa.

Sostuvo que la comprensión de esta categoría “gramsciana” (la ‘hegemonía comunicacional’) impone la necesi­dad de actuar en consecuencia y luchar por la libertad de expresión, la diversidad cultural, la posibilidad de diálogo y confrontación como una necesidad primaria para consolidar un régimen democrático de libertades”, concluye Pereira en su estudio, en el que resalta que “defender la libertad de expresión es un objetivo de vanguardia”.

El documento completo elaborado por la doctora Isabel Pereira puede consultarse en este enlace: http://bit.ly/carabobeno.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.