Jugadores de la selección italiana celebrando uno de los goles del equipo ante Bosnia. / Foto EFE

La selección de Italia no falló este miércoles en su visita a Bosnia Herzegovina en Sarajevo y, con su sólido triunfo por 2-0, selló el billete para la fase final de la Liga de Naciones UEFA de fútbol, al acabar líder del grupo 1 de la Liga A por delante de Holanda.

Italia se jugará el título, del 6 al 10 octubre de 2021, junto a España, Francia y Bélgica, en una fase final en la que será con toda probabilidad el país anfitrión (Milán y Turín), algo que será oficializado el próximo 3 de diciembre por la UEFA en la reunión de su Comité Ejecutivo, en el que también se conocerán los emparejamientos de semifinales.

El seleccionado de Roberto Mancini, ausente también este miércoles al seguir positivo por coronavirus tras perderse el amistoso ante Estonia y el cruce de Liga Naciones ante Polonia, acabó el grupo como invicto con doce puntos, fruto de tres victorias y tres empates, con siete goles a favor por solo dos recibidos.

En el estadio Grbavica de Sarajevo, Italia no dio opción a una Bosnia en la que el barcelonista Miralem Pjanic fue titular en el centro del campo, pero que estuvo lastrada por las ausencias, encabezadas por el delantero del Roma Edin Dzeko, positivo por coronavirus.

También Italia encaró la cita con bajas ilustres, como la de Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini, Marco Verratti, Lorenzo Pellegrini o Ciro Immobile, pero sus sustitutos consiguieron el objetivo con autoridad.

Fue una gran recuperación de balón de Manuel Locatelli en el centro del campo y una rápida transición por la banda izquierda de Lorenzo Insigne la que originó el gol de la ventaja italiana, firmada por el “Gallo” Belotti con una perfecta volea (m.22).

El delantero del Torino, que había perdonado dos buenas ocasiones poco antes, se reencontró con el gol con Italia un año después de la última vez, que se remontaba al 15 de noviembre de 2019 precisamente contra Bosnia.

Las mejoras a nivel mental y táctico realizadas por Italia bajo la gestión Mancini le convirtieron en un equipo con identidad, que mueve el balón con calidad y buen ritmo, algo que devuelve ilusión en el país después del fracaso deportivo y económico vivido en 2018 con Giampiero Ventura en el banquillo.

Hace tres días contra Polonia, los “azzurri” anotaron el definitivo 2-0 tras 27 pases consecutivos y este miércoles en Sarajevo los hombres de Mancini volvieron a practicar un fútbol atractivo.

Tras rozar la doble ventaja con una gran jugada personal y disparo al poste de Insigne antes del descanso, Italia amplió el margen en el 69 cuando Berardi anotó un golazo de volea a pase de su compañero en el Sassuolo Locatelli.

Fue el premio a varias acciones de mérito construidas por Italia, que, a nivel defensivo, pudo contar con un Gianluigi Donnarumma impecable en las pocas oportunidades tenidas por Bosnia.

El seleccionado bosnio, que descendió a la Liga B con solo dos puntos, no tuvo opciones de remontada y hasta terminó el encuentro en inferioridad numérica a causa de una grave lesión muscular de Sinisa Sanicanin, ocurrida cuando su equipo ya había realizado cinco cambios.

Su derrota pudo ser aún más abultada, de no repeler el larguero en el 88 un zurdazo liberado por Federico Bernardeschi, quien acababa de saltar al campo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.