(Foto SNTP)
COMPARTE

El cierre de 92.9FM es un capricho de la alta casta militar, así calificó Jaime Nestares, la salida del aire de la emisora por el supuesto vencimiento de la concesión, a pesar de presentar mensualmente los documentos para solicitar la renovación del permiso de transmisión. Pero por casi 10 años Conatel no respondió.

El director de la división de radio de Empresas 1BC manifestó que el cierre de las emisoras es una arbitrariedad más del Gobierno. Afirmó que la 92.9 FM no tenía ningún expediente abierto ni tampoco ningún llamado de atención que es lo que suele acompañar estas medidas.

Nestares comentó que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) había tardado en ir a la estación. “Llegamos muy lejos y no tardaremos en volver”, dijo en entrevista a VPI.

El empresario venezolano comentó que por ahora siguen en control de espacios y equipos. Y resaltó que solo los amigos del Gobierno tienen concesiones por cinco años.

Aproximadamente 140 personas fueron afectadas por el cierre. Tony Escobar, empleado de  92.9 FM, expresó que es bastante triste y lamentable esta medida de Conatel, pero seguirán trabajando. Afirmó que la era digital les permite seguir. “Vamos a transmitir por Internet”, dijo.

Escobar señaló que figuras como Mariela Celis y Luis Chataing se formaron en la 92.9 FM. Y el cierre le dio rabia, pero aseguró que éstas situaciones los impulsan a innovar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.