James Rodríguez posando con la camiseta de su nuevo club. / Foto cortesía zonacero.com

El Everton hizo oficial la llegada de James Rodríguez, procedente del Real Madrid, por 25 millones de euros. Firma para las próximas dos temporadas más una opcional y portará el dorsal 19.

El colombiano se mostró contento tras hacerse oficial su fichaje por el Everton, donde se reencontrará con Carlo Ancelotti, quien ya lo entrenó en el Real Madrid y en el Bayern Múnich. James expresó que el técnico italiano fue una de las grandes razones por las que decidió llegar a la Premier.

Enfatizó que llega al club de la ciudad de Liverpool para ayudarlos a ganar y a jugar un fútbol atractivo, en el que dará todo en cada jugada.

Por su parte, Ancelotti elogió a su nuevo fichaje, en declaraciones para los medios oficiales del club, asegurando que es un fantástico jugador que tiene “muchas cualidades y mucha habilidad para asistir a los delanteros”.

Agregó que no tuvo que convencerle para que llegara al Everton, ya que estaba muy emocionado por firmar y está entusiasmado con el proyecto del club. Además, dejó claro que tanto él, como Allan, son futbolistas que ayudarán a que el equipo sea mejor y, a su vez, el club ayudará a que ellos mejoren.

Fin a una etapa agridulce en el Madrid

El cafetero llegó en el 2014 tras el Mundial de Brasil como una estrella a la casa blanca. Procedente del Mónaco, su llegada le costó 75 millones de euros al club que preside Florentino Pérez. En su primera temporada en la entidad demostró que lo que ocurrió en el Mundial no fue casualidad. Fue uno de los mejores jugadores de la mano de Ancelotti, anotando 17 goles y repartiendo 18 asistencias.

Sin embargo, la campaña estreno de James en el Madrid fue buena a nivel individual para él, pero mala en términos colectivos. Sin opciones en Liga y eliminados en semifinales de Champions, despidieron a Ancelotti al finalizar la temporada y el colombiano se vio perjudicado.

Las llegadas de Rafa Benítez, primero, y Zinadine Zidane, después, terminaron apartando a James del papel que tenía como protagonista. La irrupción de Casemiro en el centro del campo terminaron llevándolo a un segundo plano, llegando a quedarse, incluso, sin minutos en la final de la Champions League de 2016 ante el Atlético de Madrid.

Tras esa primera temporada sin ser titular, la situación no cambió para James el año siguiente. Al finalizar la temporada 2016-2017, el cafetero llegó al Bayern Múnich, tras petición de Ancelotti, en una cesión de dos años con opción de compra. Sin embargo, su rendimiento no fue el esperado, los bávaros despidieron al entrenador italiano y James volvió a tener un futuro incierto.

Al finalizar la cesión, el conjunto bávaro no ejerció la opción de compra como estaba previsto y volvió a Madrid, donde también había regresado Zinadine Zidane. Su relación con el entrenador francés no fue la mejor y se notó en la última temporada, disputando apenas 758 minutos de juego, repartidos en 14 encuentros.

Su salida en este mercado de verano era un secreto a voces y se ha confirmado este lunes. Ahora, James buscará, de la mano de Ancelotti, volver a ser esa estrella que maravilló al mundo del fútbol en el Mundial de 2014. El fútbol inglés le espera.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.