Ivan Duque y Pedro Sánchez. (Foto EFE)

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, planteó este jueves que América Latina adopte un sistema de reparto de cuotas para atender a los cientos de miles de venezolanos que migran por la crisis en su país.

Durante su visita de dos días a Colombia, el líder socialista se apartó de las posiciones más radicales en el trato con el gobierno de Nicolás Maduro e insistió en un diálogo frente a la situación política y económica que ha desatado el mayor éxodo migratorio en la región en tiempos de paz.

En ese sentido, consideró que América Latina podría encarar el coletazo externo de la crisis venezolana mediante una política similar a la que plantea España frente a la migración en masa desde África.

“Si concebimos a América Latina como una comunidad solidaria, es evidente que el reparto de cuotas podría ser una buena solución”, declaró Sánchez en entrevista con Blu Radio.

Según el mandatario, España está promoviendo precisamente un arreglo “solidario” entre países para atender a los migrantes en el seno de la Unión Europea.

“Este es un desafío que afecta no solamente a España, que es lógicamente la frontera, sino que afecta al conjunto de la Unión Europea y por tanto tiene que haber una solidaridad entre todos los Estados miembros”, agregó.

Sánchez, que se entrevistó con el presidente colombiano, Iván Duque, antes de dejar el país y partir este jueves a Costa Rica, última parada de su primera gira por América Latina, señaló que su gobierno seguirá abogando por un diálogo en Venezuela, en parte por la deuda histórica que arrastra España con ese país.

“Venezuela fue un lugar durante la dictadura franquista que acogió a muchísimos españoles, gallegos, canarios (…) Prosperaron, vivieron allí. Entonces somos un país muy solidario, nos sentimos muy cercanos también a este drama que está viviendo Venezuela, y en consecuencia, lo que queremos es que se abra un diálogo entre venezolanos”, remarcó.

Miles de personas han huido a Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile y Argentina, ante la falta de comida y medicinas en Venezuela, una hiperinflación que el Fondo Monetario Internacional proyecta en 1.000.000% para 2018 y sueldos equivalentes a 30 dólares.

Según la ONU, 2,3 millones de venezolanos (el 7,5% de la población de 30,6 millones) vive en el exterior, de los cuales 1,6 millones se han ido desde 2015, cuando arreciaron las dificultades en el país con las mayores reservas de petróleo en el mundo.

Pese a ello, el gobierno de Maduro rechaza como “fake news” (noticias falsas) las informaciones que hablan de una “crisis humanitaria”.

lv-vel/rbv/dga

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.