Foto: archivo
COMPARTE

El polémico Joey Barton, excentrocampista del Olympique de Marsella y del Glasgow Rangers, fue suspendido 18 meses tras reconocer que ha apostado 1.260 veces por partidos de fútbol entre 2006 y 2016.

Barton, suspendido “con efecto inmediato (…) de toda actividad” ligada al fútbol, que jugaba esta temporada en el Burnley de la Premier League, también fue sancionado con una multa de 35.000 euros, anunció este miércoles la Federación Inglesa (FA).

El futbolista, que ha anunciado que tiene la intención de recurrir, explicó que sufre una adición a las apuestas y que entregó a la FA “pruebas médicas de su problema”.

“Estoy muy decepcionado de la dureza de la sanción. Esta decisión me impone una retirada prematura”, señaló Barton, de 34 años, en su página web.

“Para ser bien claro no se trata de partidos amañados y en ningún momento mi integridad está en cuestión. Acepto que he incumplido las reglas que rigen en los jugadores profesionales, pero al mismo tiempo tengo la impresión de que la sanción es más dura de lo que podría ser para otros jugadores menos controvertidos”, añadió el jugador inglés.

Barton admitió que apostó que su club perdía, aunque aseguró que nunca ha estado implicado en eventuales derrotas.

“Apostar por la derrota de mi propio equipo fue una expresión de mi cólera o frustración de no haber sido convocado o no haber podido jugar”, justificó el inglés.

En un comunicado, Barton reveló haber realizado más de 15.000 apuestas, en numerosos deportes, por una media de 150 libras (176 euros en el curso actual). También critica a la FA, cuyo reglamento prohíbe a los jugadores que apuesten, por su relación con la industria de las apuestas deportivas, recordando que muchos equipos, entre ellos el Burnley, están patrocinados por este tipo de empresas.

Barton ya fue condenado a una suspensión de un partido en noviembre por la federación escocesa por apuestas deportivas mientras jugaba en el Rangers.

Este mes, los Rangers y Barton acordaron de mutuo acuerdo su salida del club tras un altercado con su exentrenador Mark Warburton y un compañero de equipo en el entrenamiento en septiembre.

Barton tuvo que esperar hasta el mercado de enero para fichar de nuevo por el Burnley.

El exjugador del Mánchester City, Newcastle y Queens Park Rangers ha comparecido varias veces ante la justicia por su comportamiento dentro y fuera de los terrenos de juego.

En julio de 2008, Barton fue condenado a seis meses de prisión sin cumplimiento de condena por haber enviado al hospital a su compañero de equipo del City, el francés Ousmane Dabo, en 2007.

En mayo de 2008, también recibió otra sentencia de seis meses de prisión por una agresión durante una noche en Liverpool.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.