Novedad de ciudad chavez.
Fotografía: Rafael Freites
COMPARTE

José Luis Ollarves fue detenido el pasado lunes 22 de mayo en la urbanización La Granja, en el centro comercial del mismo nombre, cuando se escenificaban protestas en la zona, denunciaron sus compañeros, quienes recababan información a las afueras del módulo de la Guardia Nacional Bolivariana, en Ciudad Chávez.

Ese lunes la Policía de Naguanagua reprimió a los manifestantes y los habitantes de las Residencias Don Bosco.

A las 7:00 a.m. ya habían barricadas para impedir el libre tránsito, cuando los disparos y las bombas lacrimógenas comenzaban un nuevo enfrentamiento entre manifestantes y efectivos de los cuerpos policiales.

En un principio hubo una especie de misterio alrededor de Ollarves, comenta su amiga quien prefirió ocultar su nombre para evitar ser perseguida. Los primeros días se creía que estaba desaparecido, puesto que la única evidencia sobre el paradero del joven era que los cuerpos policiales se lo habían llevado a la fuerza. Un video difundido en las redes sociales comprueba lo dicho por Karina, nombre falso utilizado para encubrir su identidad.

La detención se efectuó a las 9:00 a.m. y a partir de ese entonces inició una búsqueda por todos los cuarteles policiales que terminó en Ciudad Chávez, lugar en el que finalmente dieron respuesta de lo sucedido con Ollarves.

Tres días después ella lo vería. Se sorprendió al observar la herida que presentaba en la ceja derecha, era una señal clara de amedrentamiento. Dos días después de su detención, es decir el miércoles, se celebró la audiencia a la que ningún familiar, ni abogado del Foro Penal accedió.

Dentro de 45 días recibirá su sentencia. Ollarves, según lo dicho por su amiga, sufre de problemas neurológicos, algo que investigarán en el juicio. Se dedicaba a practicar con su patineta, incluso tenía algunos patrocinantes, algo que le generaba dinero para mantenerse, puesto que es huerfano de padre y madre.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.